Mundo

Antes de renunciar, opositores, Fuerzas Armadas y Policía le habían exigido a Evo su salida

El ahora exmandatario boliviano perdió el apoyo clave del ejército en las últimas horas. La oposición amenazó a dirigentes y funcionarios oficialistas con quema de casas y secuestros con el fin de quitarle poder a Morales.

La oposición, las Fuerzas Armadas de Bolivia y la Policía presionaron este domingo para la salida del presidente Evo Morales quien finalmente anunció su renuncia al cargo tras denunciar golpe de Estado cívico-policial. La crisis social y política fue creciendo en las últimas semanas luego de las elecciones generales del pasado 20 de octubre.

El comandante en jefe de la institución castrense, Williams Kaliman, y el comandante de la policía boliviana, Yuri Calderón, leyeron por separado sendos comunicados, sugiriendo el primero y pidiendo el segundo la renuncia de Morales, quien más temprano había convocado a nuevas elecciones para superar las anteriores, cuestionadas por la oposición y la OEA.

Williams Kaliman, Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas sugiere a Evo que renuncie.mp4

El Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Bolivia, Willimans Kaliman, al momento de anunciar el pedido de renuncia al mandatario Evo Morales.

El opositor boliviano Carlos Mesa y candidato presidencial, apuntado por Morales como autor del golpe de Estado, celebró la renuncia como presidente de Evo Morales, anunciada este domingo. "A Bolivia, a su pueblo, a los jóvenes, a las mujeres, al heroísmo de la resistencia pacífica. Nunca olvidaré este día único. El fin de la tiranía. Agradecido como boliviano por esta lección histórica. Viva Bolivia!!!!!", publicó Mesa en Twitter.

Más temprano, el líder regional opositor boliviano Luis Fernando Camacho – también señalado por Morales como otro de los autores del golpe – había entregado en la casa de gobierno de La Paz una carta de renuncia para el presidente Evo Morales y una Biblia, tal y como prometió hace unos días, observó un periodista de la AFP.

Acompañado de una multitud, Camacho ingresó a la vieja casa de gobierno de la Plaza Murillo junto al dirigente cívico de Potosí (sur) Marco Pumari, donde simbólicamente entregó la carta de renuncia para Morales y un ejemplar de la Biblia.

Camacho, líder del Comité Cívico Pro Santa Cruz (este), y Pumari, y el abogado Eduardo León, se arrodillaron ante un enorme escudo boliviano en medio de un salón de la casa de gobierno, donde depositaron la carta y la Biblia, según una foto divulgada en las redes sociales.

El milenario texto cristiano se ha vuelto un inesperado protagonista del conflicto político Boliviano, desatado tras la cuestionada reelección de Morales en los comicios del 20 de octubre.

"No estoy yendo con las armas, voy con mi fe y mi esperanza; con una Biblia en la mano derecha y su carta de renuncia en mi mano izquierda", dijo en un masivo mitin el lunes pasado en la ciudad de Santa Cruz, feudo de la oposición.

En el momento en que Camacho se hallaba dentro de la casa de gobierno, Morales arribaba a Chimoré, bastión cocalero, desde donde anunció su dimisión como mandatario y denunciaba el golpe de Estado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario