Mundo

Apareció un segundo topo que promete complicar más a Trump en el "Ucraniagate"

Su irrupción añade expectativas a una semana de que la Cámara de Represantantes abriera una investigación de impeachmente.

Washington - La investigación contra el presidente Donald Trump que podría terminar en la apertura de un juicio político sumó ayer a un segundo testigo que dice tener información de primera mano sobre la presunta presión que ejerció el mandatario norteamericano al Gobierno ucraniano para debilitar a uno de sus principales rivales electorales, el exvice Joe Biden.

Mark Zaid, el abogado del primer “informante” que desató la investigación, anunció que representa a un segundo funcionario de inteligencia y aseguró que ya declaró ante el inspector general, una suerte de asuntos internos de la comunidad secreta.

En una entrevista con la cadena de noticias ABC, el letrado explicó que los dos informantes que se presentaron están completamente protegidos por la ley, tanto para mantener su anonimato como para conservar su trabajo y no recibir represalias.

El segundo testigo, sin embargo, aún no declaró ante las comisiones correspondientes del Congreso, especialmente la de la Cámara baja, en donde la mayoría demócrata inició una investigación para abrir un juicio político a Trump, apenas tres meses antes del inicio de un año electoral que definirá su reelección en noviembre del año próximo.

Trump no reaccionó oficialmente a la aparición de un segundo informante en la investigación, pero sí redobló las acusaciones contra su posible rival electoral en Twitter.

“Es INCREÍBLE ver y leer las Noticias Falsas y cómo hacen todo lo posible para proteger al Dormilón Joe Biden y su hijo expulsado del Ejército, Hunter, quien recibió 100.000 dólares al mes (y más y más) de una empresa con sede en Ucrania, a pesar de no tener experiencia en el sector energético”, escribió el mandatario. “Y, en otro caso separado, recibió 1.500 millones de dólares de China, pese a no tener experiencia y por ninguna razón aparente. ¿Hay alguna posibilidad de que estas sean transacciones legítimas? Como abogados y otros dijeron, como presidente, tengo la OBLIGACIÓN de indagar sobre posibles o probables casos de CORRUPCIÓN!”, agregó.

Poco después del anuncio de Zaid, el otro abogado del primer informante, Andrew Bakaj, aseguró a través de Twitter que su estudio de abogados está representando a “múltiples informantes”.

Esto alimentó aún más el clima de versiones y rumores que domina Washington ya que el primer informante que destapó el escándalo denunció que más de una docena de funcionarios estadounidenses tienen información relevante para la investigación, destacó ayer ABC en su página web.

En medio de lo que podría ser una escalada de evidencia contra Trump, versiones periodísticas informaron el sábado que el mandatario habría responsabilizado de la llamada telefónica con su par ucraniano que desató este escándalo a su secretario de Energía, Rick Perry.

“No hay mucha gente que sepa esto”, parafrasearon a Trump las fuentes no identificadas citadas por el portal de noticias Axios, “pero ni siquiera quería hacer la llamada que, por otro lado, fue perfecta y no hice nada malo”.

Luego que el primer delator denunció las presiones presuntamente ilegales de Trump a su par ucraniano, Vladimir Zelenski, la propia Casa Blanca difundió una transcripción parcial de la llamada telefónica que habría estado en el centro de este escándalo, del que aún no se sabe con certeza muchos detalles porque la investigación es secreta.

En esa transcripción se ve cómo Trump le pide a Zelenski que investigue al líder opositor Biden por un presunto caso de corrupción, del que no ofrece ni existe ninguna prueba concreta.

Lejos de esconder este pedido, el mandatario ha redoblado el desafío de la oposición y esta semana sugirió públicamente que era necesario pedirle a China que investigue a Biden y a su familia por sus negocios con esa potencia asiática.

Mientras la investigación de juicio político absorbe una gran cantidad de atención y energía en Washington, el exdirector de la CIA, John Brennan, planteó preguntas sobre la estabilidad del país bajo la administración Trump.

Al parecer de Brennan, Estados Unidos tiene “un gobierno muy corrupto que está bajo el control, ahora mismo, de este poderoso individuo que ha sido capaz de corromper las instituciones y las leyes de ese país”. “Así que sí, pienso que existe una verdadera duda sobre la estabilidad”, dijo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario