Ambito Nacional

Arba suspende embargos y lanza amplio plan para deudas

Para paliar efectos de la trepada del dólar, la administración bonaerense ofrecerá un plan de hasta 60 cuotas para regularizar compromisos con el fisco. Apunta, especialmente, a pymes y microempresas.

En medio de la profunda crisis que afecta a personas físicas y empresas bonaerenses, el Gobierno de María Eugenia Vidal pondrá en marcha desde hoy un amplio paquete de beneficios impositivos para deudores, que incluye la suspensión hasta diciembre de los embargos sobre cuentas, un programa de regularización por hasta 60 cuotas y una quita del 15% de la deuda judicial.

Sin margen de replicar en el distrito alguna de las medidas paliativas como las que anunció Mauricio Macri a nivel nacional tras la disparada del dólar post-PASO, la administración bonaerense encaró este anuncio destinado no sólo a contribuyentes en general, sino al sector pyme, uno de los más castigados por la recesión.

Según se informó, el plan estará vigente desde hoy y alcanzará a todos los impuestos que se encuentren tanto en instancia judicial como prejudicial.

Se anunció también que hasta el 31 de diciembre próximo no trabará nuevos embargos sobre cuentas bancarias y derechos de crédito.

Esta medida, según estimaciones del fisco, constituirá un paliativo para casi 58.000 contribuyentes, entre ellos, pymes, microempresas y prestadores de servicios profesionales, que poseen deudas tributarias que se encuentran en proceso de cobro por juicio de apremio.

El programa de regularización abarcará planes de pago previos que se encuentren caducos por incumplimientos. Comprende a contribuyentes que adeudan el Inmobiliario, Automotores, Embarcaciones Deportivas, Ingresos Brutos y Sellos .

En el caso de las deudas que están en instancia prejudicial y judicial, se contempla una financiación de hasta 60 cuotas para regularizar la situación.

Este programa contará con la particularidad de incluir deuda corriente, ya que abarcará tributos impagos vencidos al 31 de julio de 2019, destacó ARBA.

Contará con un beneficio especial, ya que el monto del acogimiento podrá reducirse en hasta un 15% de la deuda judicial (sin afectar capital), puesto que la provincia reconocerá y se hará cargo de gastos procesales que debe enfrentar el contribuyente, como costas y honorarios de abogados externos.

Asimismo, ARBA abrirá la posibilidad de retomar planes de regularización caídos por falta de pago, tanto en instancia judicial como prejudicial.

La medida, que abarcará programas caducos al 31 de julio de 2019, favorecerá a más de 66.000 contribuyentes que podrán cancelar deudas tributarias en condiciones ventajosas.

“El beneficio para quienes adhieran a esta modalidad de cancelación radica en que el monto total a pagar por el programa rehabilitado siempre será inferior a cualquier otra alternativa de regularización de deuda”, se explicó oficialmente .

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario