Edición Impresa

Arcioni abandona veto y tendrá poder propio por primera vez

Tras 20 meses de gestión consolidó también dominio en la Legislatura que, hasta ahora, le fue siempre esquiva. El kirchnerismo busca reposicionarse a partir de la derrota del domingo.

Enviado especial - Comodoro Rivadavia amaneció soleado y con el anuncio de una semana de frío polar. Sin embargo, el calor del arcionismo todavía estaba presente en las calles. La ciudad más poblada de la provincia terminó siendo el motor de una firme victoria. Sobre todo, si se tiene en cuenta que quien administra los destinos del municipio es Carlos Linares, el candidato del kirchnerismo que terminó en segundo lugar y que ni siquiera pudo ganar en su propia tierra.

El triunfo de Arcioni fue tanto de local, por su rol de gobernador, como de visitante: su boleta fue la más votada en Trelew, Esquel, Rawson y Puerto Madryn.

La victoria tuvo también su correlato en la composición de la Legislatura provincial. Allí, Arcioni logró consolidar este domingo un poder propio que no tuvo durante los 20 meses de gestión, tras asumir casi de urgencia luego de la muerte de Mario Das Neves. Con un parlamento totalmente esquivo a sus intereses, la herramienta más utilizada fue el veto, debido a la mayoría automática de la oposición gracias a los votos del Frente para la Victoria, el mackarthysmo y Cambiemos.

“Tenemos que redoblar los esfuerzos. Para todos hubiera sido más fácil hacer un acuerdo político y entregando nuestras banderas y nosotros optamos por eso, por seguir siendo militantes del proyecto nacional y popular”, sostuvo Linares tras la derrota electoral.

La llave de la victoria de Arcioni estuvo en esa fuga de electores de Gustavo Mac Karthy (perdedor de la interna del Frente Patriótico Chubutense), el 3 por ciento del padrón que se agregó para esta elección y el casi dos por ciento que bajó de los votos en blanco y nulos.

Los que no lograron modificar el paso fueron los candidatos de Cambiemos,la alianza que volvió a dejar en claro que no puede hacer fuerza en la Patagonia. Pese a que Gustavo Menna logró mantener la misma cantidad de votos que en las primarias, perdió más de 10 puntos con respecto a las elecciones de medio término de 2017. Una baja relacionada directamente a los dos últimos años del gobierno nacional. “No pudimos llegar con el mensaje, era difícil torcer el resultado de las PASO”, aseguró.

“Los brazos de este gobernador y de este equipo están abiertos”, dijo un Arcioni ya ganador. Ahora resta saber de qué manera se ubicará de cara a las presidenciales. La presencia de Sergio Massa en el bunker ganador no pasó desapercibida. En Comodoro no lo esperaban. “Vino más como amigo que como referente. Hay que ver qué decide esta semana”, dijeron fuentes cercanas al gobernador. Diego Bossio y Graciela Caamaño prefirieron no hablar y dejarle ese lugar a Massa.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario