Edición Impresa

Arcioni retuvo Chubut y Massa se subió a la victoria

El actual mandatario se impuso al candidato del peronismo, el intendente de Comodoro, Carlos Linares. El aspirante de Cambiemos, el diputado nacional Gustavo Menna, quedó en tercer puesto.

Enviado especial - En una jornada electoral que se vio signada por el frío matinal, el gobernador Mariano Arcioni revalidó su mandato y se quedó con la gobernación de la provincia. Al cierre de esta edición el candidato de Chubut al Frente cosechaba cerca del 38 por ciento de los votos con mesas escrutadas, ocho puntos por encima del aspirante kirchnerista del Frente Patriótico Chubutense, el intendente de Comodoro Rivadavia, Carlos Linares. Una distancia que parecía no poder revertirse.

La victoria de Arcioni se da luego de una PASO que, en primera instancia, mostraban un resultado más parejo teniendo en cuenta que la suma de los tres candidatos del Frente Patriótico Chubutense, incluso, superaba a lo logrado por el gobernador de manera individual.

La sorpresa principal se dio en Comodoro donde el gobernador logró sumar una cantidad de votos impensada, para quedar a tiro de Linares en su propio territorio. Además, Arcioni ganó en Rawson, Trelew, Puerto Madryn y Esquel.

Lejos de cualquier intención de unidad quedaron los dos principales aspirantes que llegaron a las urnas con diferentes cruces pese a que los, hasta ahora, referentes nacionales de cada uno (Sergio Massa y la dupla Fernández) estarían cerca de acordar trabajar en conjunto con el fin de derrotar al macrismo en las elecciones de Buenos Aires y a nivel nacional.

Massa viajó a Comodoro ni bien se enteró que había una tendencia ganadora. Lo acompañaron dos referentes del espacio como Graciela Camaño y Diego Bossio.

En cuanto al alineamiento nacional, Arcioni fue el primero en distanciarse de esa idea cuando luego de votar, cerca de los 11.30 de la mañana en la escuela provincial Nº1, aseguró que “somos un partido provincial y vamos a defender la provincia gobierne quien gobierne”. Y ante la consulta de si Sergio Massa sigue siendo su referente nacional, el gobernador sólo contestó que es un “gran amigo”.

La victoria de Arcioni sigue la línea de fuego de lo que viene sucediendo en todo el país donde, en materia de elecciones, los oficialismos lograron la continuidad al mismo tiempo que el macrismo se estanca cada vez más fuerte en casi todos los procesos de votación en e¡los que compite. Chubut no fue la excepción. El aspirante de Cambia Chubut, el diputado Gustavo Menna, no pudo modificar su suerte tras la primera lectura de las PASO y se ubicó cómodo en el tercer lugar no sin antes aclarar que, como radical, sintió “el apoyo de los tres partidos que integran la coalición”.

El triunfo del gobernador expone la idea de continuidad de lo que fue la labor de Mario Das Neves, el tres veces gobernador que falleció hace dos años y provocó que Arcioni, quien era su vice, quede a cargo del sillón provincial siendo esta la primera elección en la que logra imponerse como figura central.

Desde el sector de Linares, que jugó de local, se vieron esperanzados durante toda la jornada, sin embargo terminó sucediendo algo que preveían pero que, pensaron, no sucedería: una porción de los votantes de Gustavo Mac Karthy (un candidato más moderado), quien perdió la interna del Frente Patriótico Chubutense por escaso margen, volvió su voto en favor del gobernador por el ala dura que representa el kirchnerista Linares. Un poco de ese fuego amigo que ayer salió disparado desde el electorado.

Lo que resta saber es cómo se acomodará la provincia de cara al movimiento nacional y, previo a eso, qué decisión tomará Arcioni ante la inmediata resolución de Sergio Massa. ¿Será el provincialismo la verdadera y única respuesta?

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora