Deportes

Argentina Open: menor venta de entradas para un torneo que sigue firme gracias a su tradición

Uno de los temas más recurrentes en el Argentina Open 2019es el impacto de los sucesos económicos de los últimos meses. Aunque resulte insistente, sponsors, marcas y organizadores admiten que la fluctuación de divisas pegó de lleno. Como consecuencia, la afluencia de público en las tribunas terminó siendo una herencia directa del poder adquisitivo de los asistentes, que llegaron en un número menor a 2018 pero que mantienen el promedio para un torneo que tiene más de 120 años de historia y parece mantenerse rígido a pesar de los vaivenes.

Al cierre del informe, según números brindados a ámbito.com, 26.129 personas se acercaron al Buenos Aires Lawn Tennis Club para ver los diferentes partidos,un número ostensiblemente menor a los 44.922 que se acercaron el año pasado.

No obstante, la presencia de dos argentinos en semis (Diego Schwartzman y Guido Pella) hizo aumentar el expendio de tickets, sumado al lógico incremento por ser fin de semana. De esta manera, en caso de llenar el court central, que posee una capacidad de 5.000 lugares, se superará los 36.000 asistentes, una cifra mayor a los 34.171 de 2017, que emerge como uno de los totales más bajos de la historia del torneo.

Entre las diferentes jornadas y sesiones diurnas y nocturnas, el estadio central Guillermo Vilas mantuvo un aforo promedio de 2.600 personas, con la noche del viernes como pico máximo con 4.553 asistentes. Las presencias de Schwartzman y el austríaco Dominic Thiem, más el horario no laborable, explican la mayor cantidad de asientos ocupados.

Desde que comenzó la venta de entradas en diciembre se lanzaron diferentes promociones bancarias para poder comprar boletos. El considerable aumento en los precios fue excusa suficiente para mantener los descuentos incluso hasta los días finales del torneo.

Este año, los accesos oscilaron entre $ 350 y $ 5.100 para los tickets individuales, mientras que los diferentes tipos de abono tuvieron un piso de $ 2600 hasta los $ 20.500.

Respecto a 2018, hubo un importante incremento en todos los accesos. Así, las más económicas (general de lunes y martes) pasaron de $ 260 a $350, en tanto que la individual de mayor precio, un palco lateral bajo para semis o final, aumentó de $ 3.900 a $ 5.100. Los abonos sufrieron subas del mismo orden.

La expectativa es que durante los últimos partidos del torneo se alcance la máxima capacidad del principal estadio del BALTC, y así se superen los mínimos históricos. A pesar de la crisis y de los aumentos, el Argentina Open resiste de la mano de los sus 126 años de tradición y se mantiene como un evento firme en el calendario del ATP Tour.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario