Edición Impresa

Argentina perdió otro juicio: ahora Aerolíneas

Argentina volvió a perder ayer otro juicio internacional, por la manera en que manejó el Gobierno de Cristina de Kirchner con su política de reestatizaciones. En este caso, fue el grupo español Marsans (en quiebra fraudulenta desde 2010) el que le ganó al país en un caso llevado adelante en el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI), dependiente del Banco Mundial, tribunal que no le dio lugar a la apelación que había presentado Argentina en junio del año pasad, luego de un fallo adverso.

El monto total que se deberá liquidar será de unos u$s347,96 M por la expropiación en 2008 de las sociedades Aerolíneas Argentinas, Austral, Aerohanding, Optar y Jet Paq. De ese monto, u$s320,7 M corresponden a la multa, u$s23,76 M a los intereses y u$s3,5 M a las costas. Según el tribunal del Banco Mundial, Argentina violó el artículo IV del Tratado del CIADI, al no conceder a los justiciables un trato justo y equitativo.

El fallo argumenta “medidas injustificadas al interferir con los derechos de los demandantes respecto de sus inversiones” acusando al Gobierno argentino de “expropiar ilegalmente las inversiones” en cuestión. De alguna forma, Argentina la sacó barata. El reclamo original llegaba a los u$s1.560 millones. Los derechos del juicio fueron comprados por el fondo Burford (el mismo que litiga por YPF) a Marsans en 2017 en u$s15 millones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario