Economía

“Argentina sigue siendo uno de los países más frágiles”

• ENTREVISTA A GABRIEL ZELPO
En la tradicional entrega, el análisis de la coyuntura estuvo a cargo del economista jefe de Elypsis. Sostuvo que hay una disparidad entre lo que siente el consumidor y lo que pasa con el crecimiento de la economía debido al ajuste de precios relativos. Y consideró que los principales riesgos hoy en día son externos por la mayor inflación esperada en EE.UU.

1| Evolución del primer trimestre

La producción viene dando buenos resultados, mejores de los que esperábamos. Próximamente llegarán los datos de la sequía, que serán malos, pero el resto de los sectores vienen bien, en general. La construcción sigue marchando a buen ritmo y la obra pública, con la PPP, se va a acelerar. Hay sectores que se están viendo favorecidos por la recuperación de Brasil, luego de su mayor depresión en la historia. Eso marca que la producción va a seguir traccionando y este año la economía crecería un 2,4%. Por otro lado, el consumo masivo muestra otra historia. Se empezaron a ver tasas negativas, sobre todo en las ventas de supermercados en términos reales. Esto se relaciona con las subas de tarifas, que el Gobierno quiso acelerar para dejarlas más cerca del precio en el cual deberían ubicarse. Esto hay que destacarlo, porque si se mira la confianza del consumidor, los datos andan bastante mal, pero el PBI está creciendo fuerte. Hay una disparidad entre lo que siente el consumidor y lo que pasa con la economía, que tiene que ver con este ajuste de precios relativos.

2| Inflación/tasas de interés

Para este año prevemos una inflación del 22%. Teniendo en cuenta los elevados registros de la primera parte del año, esperamos que se desacelere en el segundo semestre. Además de las tarifas, entendemos que el tipo de cambio también estará mucho más tranquilo en la segunda parte del 2018, con una intervención mucho más férrea del BCRA, luego de la fuerte suba de la inflación, tras el cambio de metas y el relajamiento de la política monetaria. Actualmente estamos viendo un testeo del mercado que siguió llevando al tipo de cambio hacia arriba, esperando a ver qué tan decidido está el BCRA a combatir la inflación, algo que quedó bastante indefinido a partir de diciembre. Yo creo que, efectivamente, el organismo dio su pelea para fijar la cotización del dólar y tiene mucho poder de fuego para llevarlo adelante. Para fin de año esperamos que se ubique a $22 y las paritarias estarán coordinadas con la meta de inflación para permitir la desaceleración en la segunda parte del año.


3| Efectos de EE.UU. vs. China

Este es un tema para seguir muy de cerca, porque más allá de que el desenvolvimiento de la economía local está siendo muy positivo, Argentina sigue siendo uno de los países más frágiles del mundo. Te diría que está dentro del top 5 y, como estamos inmersos en el gradualismo, que está funcionando muy bien a nivel económico y político, mantenemos un déficit de cuenta elevado, con el cual tendremos que convivir por mucho tiempo. Seguir desenvolviéndose en la parte externa como lo está haciendo Argentina es clave; es raro que un país pueda mantener un déficit tan alto durante mucho tiempo; si lo logramos sería un hito. Hay razones para creer que este problema se puede solucionar, pero no deja de ser una situación difícil porque muy pocos países lo han conseguido.


4| Endeudamiento

No puede haber tanto endeudamiento en el mercado externo porque nadie puede seguir posicionándose en carteras argentinas en tanta magnitud como se ha hecho hasta ahora. Es difícil este proceso ya que, por más que afuera guste la historia, hay un cupo para la deuda Argentina. Es necesario empezar a contar con financiamiento interno, pero para eso se debe desarrollar este mercado. Si uno mira los indicadores, el país está muy bien, pero cuesta seguir consiguiendo compradores. Los problemas tienen que ver con que no hemos sido muy prolijos en la historia, sumado a que no tenemos fondos de pensiones o algún fondo grande local. Luego está la parte institucional, que siempre ha sido bastante floja, ya que se modifican las reglas de juego constantemente. De por sí, ya la elevada inflación dificulta. Hay que empezar a generar instrumentos a lo largo de la curva, que tengan una liquidez que hoy en día no tienen. Un calendario con las licitaciones en pesos ayudaría. Son muchas las medidas que hay que llevar adelante, pero llevará tiempo.


5| Principales riesgos y Drivers

Entre los principales riesgos se encuentra la parte externa, la exposición y el gradualismo. La parte política parece bastante controlada, teniendo en cuenta que estamos en los peores momentos del Gobierno de Mauricio Macri y su imagen es relativamente buena. El principal riesgo sería el externo, tomando en cuenta que se espera que EE.UU. tenga una mayor inflación y crecimiento, que es algo que no necesitamos. Por el lado de los drivers, se está viendo un buen dinamismo y la inversión creció significativamente en los últimos dos años. La gente invierte para producir; esto se está viendo poco a poco y el PBI empieza a reaccionar, pero no por un driver puntual, sino que estamos viendo las primeras señales de una economía que empieza a crecer por sí sola, sin un respirador artificial del gasto público, sino por un sector privado que empieza a ser un poco más dinámico.


6| Nivel de actividad

Me parece que está habiendo mucho más respuesta de oferta, más allá de shocks puntuales de demanda que se generaban previamente. Hay una mayor producción, tanto de la parte agrícola-ganadera, pero también empezaron a aumentar las exportaciones de servicios, está volviendo a crecer la producción industria. Se están empezando a dar varias señales para observar, pero hay que esperar que se mantenga; mucho tiene que ver con la expectativa de que se solucione la economía insostenible que tenemos ahora. Se están dando los primeros pasos para mejorarla. Se invierte y se desarrolla en base a la creencia de que eventualmente estaremos bien. Es importante que esas mejoras continúen paulatinamente. La reducción del déficit fiscal y de la presión impositiva, las mejoras burocráticas y muchas otras regulaciones son fundamentales para esto.


7| Empleo asalariado

El nivel general de empleo está creciendo, pero se vio un fuerte crecimiento de la pata monotributista. El problema es que la parte de seguridad social termina quedando grande cuando ya no va quedando margen para quitar tarifas. Necesitamos crear empleo asalariado para financiar el sistema, no solamente monotributistas, que aportan muy poco. Y ahí creo que va a estar el foco de las próximas políticas de Gobierno, ya que el gran gasto para mejorar hoy en día es el de la seguridad social. Pero para eso hay que mejorar la pata de los contribuyentes. La buena noticia es que se está generando el empleo, lo que te permite aumentar los controles para que este sea asalariado. El Gobierno está atacando todos los frentes posibles y por eso es importante bajar las cargas laborales, controlar que el tipo de cambio no se aprecie tanto e ir reduciendo los litigios. Para esto, también es fundamental que la economía crezca, pero no va a ser un trabajo sencillo.

Entrevista de Caetano Mohorade

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario