Edición Impresa

Argentina y Chile estudian participar en misión de paz conjunta a Colombia

 Santiago, Chile - En un breve diálogo bilateral el ministro de Defensa, Julio Martínez, y su par chileno José Gomez Urrutia trazaron una agenda preliminar sobre la posible participación de fuerzas de ambos países en un contingente de verificación de la paz a desplegarse en Colombia.

La conversación tuvo lugar en el marco de la inauguración de la Feria Internacional del Aire y del Espacio (FIDAE 2016) que cada dos años se hace en dependencias de la Base Aérea chilena Pudahuel dentro del predio del aeropuerto Tomas Merino. En enero pasado el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas emitió una resolución dando respuesta positiva a la solicitud que le enviaron el Gobierno colombiano y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Se decidió enviar una misión para verificar el cese del fuego y la implementación de un eventual acuerdo de paz en Colombia, que pondría fin a más de medio siglo de un conflicto interno que ha dejado más de 220.000 muertos, decenas de miles de desaparecidos y un total de más de 7 millones de víctimas.

Argentina y Chile podrían sumar esfuerzos para cumplir con esa misión bajo la bandera de las Naciones Unidas, iniciativa que ya se había conversado en Buenos Aires en un encuentro que mantuvo Martínez con el embajador chileno José Viera Gallo.

La presencia de Martínez en Chile respondió a una invitación que cursó el titular de la Defensa trasandina a propósito de la decimonovena edición de la exposición del sector aeronáutico organizado por la Fuerza Aérea de Chile. El acto de apertura fue presidido por la mandataria Michelle Bachelet. Martínez asistió acompañado por un reducido grupo de funcionarios, Ángel Tello, secretario de Estrategia y Asuntos Militares; Hector Lostri, secretario de Ciencia, Tecnología y Producción; Walter Ceballos, secretario de Logística y Coordinación de Asistencia en Emergencias y también se sumó el futuro presidente de la Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA), Ercole Filippa. Martínez recorrió el predio ferial acompañado por el anfitrión chileno Gomez Urrutia, se detuvieron en el pabellón de expositores argentinos, justo frente a un mural de FAdeA y del Invap.

La gira continuó hasta el atractivo tecnológico más avanzado, el caza multirol estadounidense F-22 Raptor, más tarde el ministro se detuvo varios minutos frente a un caza Gripen (sueco). Se interesó por la performance y subió a la cabina. Este avión es el elegido por la fuerza aérea de Brasil para un posible desarrollo en la empresa Embraer del que Argentina pretende no quedar afuera. El país quedó sin capacidad supersónica tras la desprogramación del Mirage.

Es cierto que la apuesta criolla por el Gripen es de larguísimo plazo, casi un imposible hoy con el nivel de desfinanciamiento de la empresa estatal de aviones. Martínez pasó también por el stand de la empresa alemana Grob Aircraft al que FAdeA adquirió en 2013 una decena de aviones de entrenamiento TP-120. Estos aparatos aliviaron en parte la crisis en la formación de pilotos. Los aspirantes a aviador militar deben esperar más de tres años para poder sentarse en una cabina. La falta de aparatos, se requiere de al menos 15 aviones escuela, ha generado desmoralización en las filas de los jóvenes recién egresados.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario