Edición Impresa

Arranca conflicto con recolectores

El sindicato de Camioneros, que lidera Hugo Moyano, inició ayer un paro parcial en la actividad de recolección de residuos para reclamar el pago de un bono de fin de año. La medida, que consiste en un trabajo a reglamento (es decir, las horas previstas en el convenio colectivo, sin extras, y con los recorridos a paso normal, sin correr) se prolongará hasta tanto se abra una negociación en el Ministerio de Producción y Trabajo, le dijo anoche a este diario Marcelo Aparicio, dirigente del gremio. La protesta se basa en la falta de acuerdo por el bono que reclamó la organización por 13.500 pesos y que obtuvo hasta ahora de varias de las cámaras empresas y de las firmas transportistas. No fue el caso de la cámara de compañías de recolección de basura de la ciudad de Buenos Aires. “Incluso en provincia varias empresas ya lo vienen pagando pero en Capital los tiempos se alargan y no tenemos siquiera una respuesta”, amplió Aparicio. El sindicato incorporó hace nueve años la discusión por el bono de fin de año en todas las tratativas de su convenio colectivo de trabajo 40/89 pero en cada ocasión debe renegociarlo. Y cada vez busca aplicar el mismo aumento que pactó en el salario de la actividad sobre el plus de fin de año. Según Aparicio los primeros días no será mayor la afectación en la recolección. “Va a notarse en serio cuando paremos si hace falta. Por ahora somos precavidos por epidemias como el hantavirus y todo lo que está pasando pero la negociación debe llevar a alguna respuesta”, sintetizó. El sindicato cerró este año su paritaria en dos etapas y acumuló un incremento salarial en cuotas que llega al 40,03 por ciento en los doce meses de vigencia.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario