Negocios

Arranca la reunión del Club Bilderberg, misterioso y selecto refugio de la elite

Quienes participan deben someterse a estrictas reglas, entre ellas la llamada "Chatham House Rule", que obliga a cada participante a guardar absoluta reserva sobre el contenido de la reunión.

Este jueves comienza la reunión del Club Bilderberg, que concitará en la ciudad suiza de Montreux a políticos influyentes, miembros de la realeza y destacados académicos.

Cada año, el selecto grupo celebra su encuentro bajo estrictas medidas de seguridad, en medio de debates informales que deben quedar en secreto.

Entre los 130 invitados al meeting que concluirá el 2 de junio están el presidente ejecutivo de Alphabet, la empresa matriz de Google, Eric Schmidt; el director ejecutivo de Microsoft, Satya Nadella y directivos de entidades financieras como Credit Suisse y Goldman Sachs.

Se espera también la presencia de Jared Kushner, asesor y yerno del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Entre los temas de agenda más actuales estarían el Brexit, el capitalismo, el cambio climático, el avance de la inteligencia artificial y los desafíos para el futuro de Europa.

El Club Bilderberg está rodeado de misterio. Quienes participan deben someterse a estrictas reglas, entre ellas la llamada "Chatham House Rule", que obliga a cada participante a guardar absoluta reserva sobre el contenido de la reunión. Incluso han sido invitados periodistas, pero los medios de comunicación no tienen autorización para realizar informes.

Ese hermetismo generó diversas teorías de conspiración y algunos sugieren que se trata de una “herramienta de gobierno” forjada entre poderosos políticos y empresarios de todo el mundo, aunque su objetivo oficial es "fomentar el diálogo entre Europa y América del Norte".

El primer encuentro tuvo lugar en 1954 en el Hotel de Bilderberg, en la ciudad holandesa de Oosterbeek. Fue el príncipe Bernhard quien presidió la conferencia durante dos décadas, hasta que tuvo que renunciar tras quedar involucrado en un escándalo de sobornos con el consorcio armamentista Lockheed. Desde ese día comenzó a forjarse la leyenda, pero también cierta mala fama, sobre el Club.

En 2016, un grupo de hackers envió una nota a los miembros del grupo, intimandolos a “comenzar a trabajar a favor de la gente, en vez de hacerlo para sus propios intereses”.

"Grabamos sus reuniones secretas, leemos sus correos electrónicos, controlamos sus relojes inteligentes, sabemos quiénes son sus chicas escort favoritas, estamos dentro de sus bancos y conocemos sus activos. No estarán seguros en ningún lugar donde haya electricidad", finalizaba el texto.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario