Política

Arrancó la transición tras la elección que actuó de real balotaje (resultado condiciona)

El comicio estuvo lejos de los pronósticos de todas las consultoras. Alberto F. logró el 48% y Macri se ubicó 7,5 puntos por debajo. Cristina y el PJ le dieron Buenos Aires a Kicillof. Sorpresa de Macri en grandes ciudades.

Alberto Fernández ingresará hoy a las 8.30 a la Casa Rosada para desayunar con Mauricio Macri. Lo hará como presidente electo por el 48% de los votos para acordar una transición ordenada, algo que pocos presidentes tuvieron en este país. Esa visita será un acto de civilidad política que buena parte del país y en especial los mercados estaban esperando. El Banco Central monitoreará ese encuentro como un elemento clave antes de la apertura de los mercados. Anoche, para aportar, ya cerró el cepo a un nivel de u$s200.

Es el primer resultado de esa elección que terminó actuando como un balotaje tras una PASO que seguramente en el futuro la política eliminará.

p2-presi.jpg

Macri aprovechó su mensaje de reconocimiento del triunfo opositor en el bunker de Juntos para el Cambio para dar esa señal de diálogo que muchos esperaban. No hay certezas que de ese encuentro sale o no un armado que permita aflojar las tensiones del mercado cambiario o comenzar una renegociación ordenada con acreedores, incluido el FMI, pero el país amanecerá hoy al menos con una expectativa nueva.

La respuesta de Alberto F, a la invitación fue casi inmediata: “Vamos a colaborar en todo con Macri porque nos preocupa que los argentinos dejen de sufrir”.

A esa hora el escrutinio ya le aportaba datos a uno y otro que fueron determinantes para esa invitación de Macri y que serán indispensables a la hora de analizar la Argentina política que viene.

El triunfo del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires fue categórico y Cristina de Kirchner no dudó un momento en adjudicárselo por completo. Lo dijo en su discurso en el bunker de Juntos por el Cambio. Sin vueltas: hablo de “mi exviceministro y mi exministro de economía y ahora gobernador. Lo siento como un reconocimiento político, que lo es”. Fue ella la que le pidió a Macri que gobernara hasta el último día de su mandato, después de haber escuchado el mensaje de Kicillof en el mismo escenario.

De todas formas en este caso también fallaron casi todas las encuestadoras, ya que la diferencia entre Kicillof y María Eugenia Vidal quedó en 14 puntos, cuando los pronósticos anunciaban algo parecido a 20 puntos.

Cristina de Kirchner quizás no esté presente en el país durante el armado final del Gabinete de Alberto F.: ayer se especulaba con un nuevo viaje a Cuba entre el 1 y el 15 de noviembre, lo que le restaría centralidad en ese proceso.

Desayuno

Cuando anunció que hoy desayunaría con Alberto F, Macri ya sabía que había ganado la elección en Córdoba, Mendoza, la Capital Federal, Santa Fe, Entre Rios y San Luis. El escrutinio provisorio esta vez había funcionado mejor en cualquier otra elección en la historia argentina, lo que además alejó rumores sobre la empresa Smartmatic, pero en realidad esos datos del Presidente venían del sistema de mesas testigo de Juntos para el Cambio. Eran los mismos que habían entusiasmado a Marcos Peña con un mensaje que por la tarde no había gustado demasiado.

El resultado de este nuevo mapa, que tiene su correlato en un Congreso donde ningún partido tiene mayoría absoluta, es el condicionamiento que tendrá Alberto F. para tomar algunas medidas. El campo votó masivamente a Macri y en un porcentaje que anuncia resistencia frente a algunas medidas como una suba de retenciones a las exportaciones, que siempre están disponibles en medio de una crisis. El resultado final también aporta limites: la influencia del voto puro cristinista en el total del Frente de Todos fue mayor a lo esperado y, por lo tanto, le da más juego aún a la expresidenta.

Esta foto del país le dio a Macri un refuerzo que hasta ese momento parecía impensable. El Presidente solo, cambiando estrategia y alejándose de la campaña tecnológica que le habían armado Peña y Jaime Duran Barba, trajinó el país e hizo la diferencia que ayer lo colocó en un número que tampoco había anticipado ninguna consultora. Esa gira tuvo resultados inmediatos: Alberto F. bajó el porcentaje de votantes totales en relación con la PASO, en contra de cualquier análisis, y marcó una diferencia impensada. Eso coloca a Macri como cabeza de la oposición sin problemas, cuando hace 48 horas estaba siendo jubilado hasta por los propios de Juntos para el Cambio. “Cuando Macri salió a la calle y dejó de lado la política de laboratorio y se acercó a la gente, remontó”, resumía ayer un ministro.

Juan Schiaretti no se jugó por Alberto F., ni por Macri. Los dividendos allí se los terminó llevando el radicalismo. Al gobernador no le funcionó la estrategia de boleta corta, ya que logró una banca cuando Juntos para el Cambio se quedó con 6. Mario Negri se instala entonces como figura imprescindible de la oposición, pese a que la elección provincial la UCR no pudo con el poder de fuego de Schiaretti.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora