Economía

Arriazu: "Con la inflación no se convive, la matás o te mata"

Desde el lujoso hotel en el que se congregaron los empresarios más importantes del país, aseguró que "debe esperarse un fuerte salto" de la pobreza por la crisis actual, y señaló que para bajar ese flagelo al 10% el país debería crecer de forma sostenida al 2,8% durante treinta años.

El economista Ricardo Arriazu disertó este miércoles ante los empresarios de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) que se llevó a cabo en el Hotel Sheraton de Retiro y en ese marco aseveró que “con la inflación no se convive, la matás o te mata".

Desde el lujoso hotel en el que se congregaron los empresarios más importantes del país, aseguró que "debe esperarse un fuerte salto" de la pobreza por la crisis actual, y señaló que para bajar ese flagelo al 10% el país debería crecer de forma sostenida al 2,8% durante treinta años.

"Competir con el mundo con una mano atada en la espalda es un suicidio", dijo en función de cargas tributarias, costo financiero y costo laboral. “Devaluar no resuelve las cosas”, añadió.

Asimismo, Arriazu sostuvo que por los acontecimientos conocidos, se puede esperar un salto fuerte en la pobreza. “Ha pasado en otros años con fenómenos parecidos", dijo el economista al hablar en la IV jornada de la Asociación Empresaria Argentina (AEA)

"No se extrañen que en esta oportunidad la pobreza vuelva a subir unos cuantos puntos", insistió el economista.

En otro orden, advirtió que "sin restaurar la macroeconomía la Argentina no podrá crecer. Para Arriazu hay que eliminar los déficit gemelos, estabilizar el tipo de cambio nominal y erradicar la inflación. “Las tres cosas hay que hacerlas al mismo tiempo", afirmó.

Agregó que "crecer al 5% con los recursos de la Argentina no es difícil técnicamente, pero todo lo que hay que hacer es políticamente incorrecto".

Arriazu dijo que en el largo plazo la inflación es un fenómeno monetario, pero en el corto y mediano es un fenómeno mucho más complejo, por lo que hay que atacarlo desde múltiples frentes.

Sostuvo también que la crisis actual forma parte de "un ciclo, y los ciclos pasan", pero el problema argentino es estructural dada la "decadencia secular de la Argentina que lleva casi un siglo y sigue allí".

El economista añadió que la Argentina tiene una "bajísima tasa de inversión" y señaló que "la productividad por esa escasa inversión es también muy baja", mientras que también existe "un enorme problema de organización industrial" que se suma al de la ineficiencia de la logística.

Indicó también que "casi no hay país en el mundo que tenga la volatilidad de la Argentina, y esto responde a los cambios de políticas económicas", además de la permanencia de déficit fiscal y comercial durante largos períodos de tiempo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario