Edición Impresa

Atando cabos

Ejercicio de estilo que procura sugerir varias cosas con el mínimo de elementos, "Una hermana" es una suerte de corto extendido a 63 minutos, debut de dos estudiantes extranjeras de la FUC: Sofía Brockenshire, canadiense, y Verena Kuri, alemana. Y es también un lujo indiscutible de tres directores de fotografía con buen sentido pictórico: Román Kasseroller, Federico Lo Bianco y Andrés Hilarión. Los paisajes invernales junto a un arroyo del Partido de Lobos son una exquisitez. La anécdota es mínima: un auto quemándose al amanecer, la madre que clama por su hija, dueña del auto, la hermana menor que de mal modo y sin perspicacia alguna interroga a posibles testigos y se brota en las oficinas, alguien que va por el campo con sus perras, el cuerpo de una mujer muerta, otra que de golpe detiene su auto, un mensaje en un celular milagrosamente aparecido (mensaje que hace suponer que la muerta era acosada por su jefe y amenazaba contárselo a su esposa), los patrones que al parecer se quedan con el último sueldo, despaciosos paneos por el lugar. Eso es todo, pero, como deja tantos hilos colgando, los espectadores pueden entretenerse en sacar conclusiones. Protagonista, Sofía Palomino.  





"Una hermana" (Arg., 2017); Dir.: S. Brockenshire y V. Kuri; Int.: S. Palomino, A. Ferrer, S. Simonet, S. Carbone.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario