Edición Impresa

Atractivo por las Letes: se renovó más del 100%

El Gobierno logró sortear con éxito el primer test al mercado en el que salió a ofrecer Letras del Tesoro (Letes) en dólares con vencimiento posterior al 10 de diciembre, cuando asumirá el nuevo presidente, en caso de que Mauricio Macri no sea reelecto. El Ministerio de Hacienda colocó ayer u$s900 millones entre las Letes a 63 y 210 días y renovó más del 100% de los vencimientos esta semana, de u$s850 millones, compuestos en u$s730 millones por privados y u$s120 millones por organismos públicos.

El oficialismo se mantuvo expectante en esta licitación para analizar la reacción de los inversores en la primera operación de Letes a 210 días. El Tesoro, que comanda Santiago Bausili, colocó los u$s300 millones que salió a captar por los instrumentos con vencimiento el 20 de diciembre, por los cuales ofreció una tasa del 6,21% nominal anual (6,3% TIREA). Las ofertas ascendieron a u$s368 millones y se aplicó un factor de prorrateo del 73,21%. Por el lado de las Letras más cortas, se adjudicaron u$s600 millones a una tasa de corte del 4% TNA. En este caso, las ofertas ascendieron a u$s703 millones y se prorratearon al 67,92%. En total, se recibieron 7.719 órdenes de compra.

Juan Ignacio Paolicchi, de la consultora Eco Go, destacó que “el dato es positivo, considerando que la tasa de la Letra más larga se ubicó por debajo de la de los bonos con vencimiento en 2020”. Explicó que “se priorizó emitir un monto más chico para dar una buena señal, aprovechando que el mercado compró la noticia de la candidatura de Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner”. Paolicchi alertó que los inversores “mantendrán cierta cautela, ya que todavía hace falta que el Gobierno refinancie unos u$s4.500 millones para cumplir con la renovación del 46% del stock de Letes planteada en el programa financiero”.

Por su parte, Leonardo Svirsky, de Bull Market Brokers, señaló que “la tasa de menor plazo se ubicó en línea con la que opera en el mercado secundario, mientras que la larga no tenía parámetro, aunque se ubicó un poco más debajo de lo que se habló durante estas últimas jornadas”. Y sostuvo que “da la impresión de que el plazo más largo estuvo compuesto en gran parte por organismos oficiales, como es el caso del FGS”. Además, planteó que “el mercado tomó de buena manera las últimas noticias sobre las elecciones presidenciales; todavía falta, pero la suba reciente de los activos argentinos va en esta línea”. Para los próximos meses, consideró que “es fundamental que los candidatos empiecen a dar señales para evitar mayores presiones cambiarias y disipar las dudas, que podrían despertar una mayor volatilidad, con el fin de mantener un escenario estable”.

Lo cierto es que el oficialismo ha adoptado en las últimas semanas diversas medidas para garantizar dicha estabilidad. Es por eso que el Banco Central tiene ahora la posibilidad de intervenir dentro de la actual zona de referencia (ex zona de no intervención) y mantiene su política de crecimiento nulo de la base monetaria hasta diciembre. Por su parte, y con el fin de evitar una mayor inflación, el Ministerio de Hacienda decidió congelar tarifas por lo que resta del año y diagramó el esquema de precios esenciales, medida que fue percibida como un parche de corto plazo. Es fundamental que el Gobierno y los candidatos opositores comiencen a dar señales respecto de los vencimientos de deuda posteriores al 10 de diciembre, ya que el FMI garantiza los pagos hasta 2020. Una señal positiva en esta dirección podría ayudar a reducir parcialmente la tasa de interés.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario