Edición Impresa

Aumentan control a importadores para evitar evasión fiscal

La Aduana aplica el indicador de Capacidad Económico Financiera (CEF) para evitar maniobras. Acción dirigida a contra usinas de facturas truchas.

A pesar de que las importaciones están en descenso debido a la devaluación y la menor actividad económica, despachantes de Aduana comenzaron a recibir controles, destinados a frenar la actividad de supuestas empresas de Comercio Exterior. Señalan que desde este mes la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) pasa por el filtro del Indicador de Capacidad Económica Financiera (CEF) a las compras desde el exterior.

Si bien el indicador CEF está en vigencia desde agosto del año pasado, profesionales de las ciencias económicas indicaron que este año la AFIP comenzó a aplicarlo y extenderlo a diferentes sectores.

¿Cómo funciona en el caso del comercio exterior? El CEF determina si la empresa tiene la capacidad real para solventar una importación. Estos controles se aplican ahora que es factible poner en marcha una sociedad anónima en 24 horas.

Por ejemplo, si una empresa declara tener un capital de u$s20.000 y aspira a realizar una importación de u$s5 millones, no será autorizada por la Aduana y va a tener que explicar de dónde saldrá el dinero.

Con ese mecanismo se pretende evitar que se inventen empresas para canalizar a través de ellas fondos en negro.

El CEF se extenderá a todo el universo de sujetos, desde empresas a personas. Por medio de big data la AFIP tiene información sobre la actividad de cada contribuyente.

Con ello se aspira a desarmar usinas de facturas truchas entre otras cuestiones. Años atrás, antes de que se extendieran las facturas electrónicas, encontrar usinas llevaba dos años de investigaciones, con la consecuente estafa al fisco mediante generación de saldos de IVA no reales.

Por caso, la denominada “causa de la Cuadernos” en la que el juez Claudio Bonadio investiga si hubo sobornos en el otorgamiento de obras públicas durante el gobierno anterior, requiere del uso de facturas truchas

Sobre el fin del 2018 la AFIP también ajustó las tuercas en materia de empleo en negro con la aplicación de un mecanismo similar. Es el Indicador Mínimo de Trabajadores (IMT) el cual avisa a las empresas o empleadores que debido al tipo de actividad económica que lleva a cabo, el organismo supone que debe tener una cantidad mínima de empleados para llevarla a cabo. Si esa plantilla está por debajo de la IMT la AFIP invita a la empresa o empleador a aclarar su situación. En muchos casos esas inducción funciona. El año pasado se regularizaron 64.756 empleados.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora