Negocios

Autopartistas denuncian a Renault por deslealtad comercial

Pidieron a la Comisión de Defensa de la Competencia que investigue posible "abuso de posición dominante".

La Asociación de Fábricas Argentinas de Componentes (AFAC) denunció a la automotriz Renault por deslealtad comercial y solicitó a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia que determine si determinadas conductas de la compañía configuran “abuso de posición dominante” y, en su caso, ordene su cese, en defensa del orden público económico.

En un comunicado, la entidad señala que “el pedido de investigación mencionado expone cuestiones generadas por una situación de monopsonio de Renault (varios oferentes con un comprador único) sobre los proveedores argentinos que producen para esa terminal, al ser Renault el único demandante de autopartes diseñadas y desarrolladas para la fabricación local de vehículos de su marca, como así también para sus repuestos. Además, durante el período de garantía de sus vehículos, se estaría generando un monopolio ante las restricciones de los consumidores para acceder a talleres especializados independientes. A ello se agrega que existe un monopolio para vender repuestos a su red de talleres oficiales, dado que prohíbe la provisión directa de los mismos por parte de las fábricas de autopartes”.

Asimismo, explica que “la posición dominante de Renault se fortalece por el hecho de que sus proveedores de autopartes tienen altísimas barreras de salida para desplazarse rápidamente a otros clientes que permitan sustituir la producción. Las grandes inversiones de capital en instalaciones y en desarrollo de producto que los autopartistas realizan para atender los proyectos específicos de Renault implican una fuerte restricción para desplazarse hacia otra terminal, particularmente durante el período de amortización de las inversiones que generalmente requieren un mínimo de 5 años. También encuentran una altísima barrera de salida ya que el costo de desvincular personal específicamente capacitado es muy elevado, son numerosas las obligaciones pendientes con acreedores financieros y proveedores y los altos costos fijos no pueden ser absorbidos por otros proyectos”

Asimismo – dice el comunicado- los autopartistas deben cumplir directivas contractuales, comerciales, logísticas y productivas impuestas por Renault, por lo que se considera necesaria la investigación sobre la existencia de abusos facilitados por la posición dominante.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario