La demanda de camiones, en alza

Autos

Beta, distribuidor con casa central en Córdoba y sedes en Rosario, Paraná y Santo Tomé, acaba de cerrar una operación de venta con la empresa Anjor, que adquirió 15 nuevos camiones Iveco.

Se trata de una empresa familiar que posee aproximadamente 500 colaboradores y que posee una trayectoria de más de 50 años en el mercado. “Anjor está liderada por mi padre, mi hermano y yo, y estamos orgullosos de lo que hacemos. Nos dedicamos al trabajo de cargas peligrosas y en somos referentes en dicho segmento”, afirmó Pablo Velasco, vicepresidente de la empresa.

Las unidades adquiridas fueron 15 Stralis Hi-Way en su configuración 440S50 T, diez aptos para escalabilidad y cinco para bitren, cumpliendo con todas las normativas vigentes en el país.

Los nuevos camiones de la empresa ya prestan servicio en el transporte de carga peligrosa a las petroleras AXION, Shell y Puma. Además, realizan transportes a nivel internacional a Brasil, Chile, Bolivia, Paraguay y Uruguay.

Temas

Dejá tu comentario