Pelean entidades automotrices por estadísticas

Autos

La cuarentena pone a todos nerviosos. En estos días es habitual leer artículos con opiniones de especialistas y psicólogos que hablan de los cambios en el comportamiento de las personas. La gente está nerviosa y esto le hace cometer errores. En el sector automotor se refleja, por ejemplo, en distintas situaciones. La venta de autos es un rubro sensible. Ante la caída de las ventas, el cierre de las concesionarias y esta apertura a medias hace que las tensiones estén a flor de piel. Eso explica la tirante relación que se vive hoy entre los directivos de la Cámara del Comercio Automotor (CCA) y los representantes de la Asociación de Concesionarias (ACARA). Nunca fue armonioso el ida y vuelta entre estas dos entidades pero, en los últimos tiempos, la situación empeoró. El último round de esta pelea de representación se produjo la semana pasada. La primera se encarga, principalmente, del negocio de los autos usados mientras que la segunda es la voz de los vendedores de 0 km que agrupa a las redes oficiales de las terminales. Todos los meses, cada una se encarga de dar información sobre la actividad de su segmento. El nuevo problema se disparó días atrás cuando ACARA difundió cifras del mercado de los vehículos de segunda mano, algo que es dominio de la CCA. Esto generó el enojo de la cúpula de esta última - desde su presidente, Alberto Príncipe, para abajo- por entender que es una intromisión innecesaria de la asociación que conduce Ricardo Salomé. Aparte de cuestionar la forma, critican el fondo ya que las cifras dadas a conocer ni siquiera coinciden con las suministradas por la cámara especializada, pero es un tema secundario. El foco del malestar está puesto en el avance de esta asociación. Si bien, como se explicó, la tirantez marca la historia de estas entidades, desde la llegada de Salomé -hace poco más de un año- empeoró el clima. Un directivo con una impronta que no gusta en el sector. Para no ir muy lejos, también es cuestionado desde otras de las representaciones empresarias del sector como es ADEFA. En la asociación de fabricantes lo miran con reserva por su comportamiento errático e impulsivo. Todavía no salen de su asombro de cuando, el año pasado, propaló por los medios que el plan de descuentos de 0 km del Gobierno de Mauricio Macri se extendería también en septiembre (lo comunicó vía circular interna a todos los asociados, lo que confundió a los dueños de concesionarias que tenían otra información), algo que las terminales e, incluso, el entonces ministro Dante Sica habían dado por finalizado. Una jugada de difícil comprensión que le generó enojo desde las automotrices, el propio exfuncionario y varios periodistas que confiaron en su palabra e informaron algo que no sucedió. También, unos meses después, fue cuestionado en las reuniones que mantienen los directivos de las fábricas porque, mientras se preparaban por presentar el plan sectorial 2030, con participación de ADEFA, AFAC, SMATA, UOM y la propia ACARA, esta entidad sacó un comunicado un par de días antes reclamando al flamante Gobierno de Alberto Fernández medidas de reactivación. “Es incomprensible lo que hizo”, dijo en ese entonces el presidente de una terminal. La lista de tropiezos en su corta gestión es bastante larga como para detallar uno a uno, pero estos ejemplos bastan para ilustrar al personaje. Desde la CCA, por el momento, no van a responder. Sólo lamentan la salida de directivos como Abel Bomrad o Dante Álvarez, que antecedieron a Salomé en el cargo, con los que mantenían diferencias pero siempre dentro de los canales de respeto mutuo. Está claro que a este directivo no le tocó el mejor momento para conducir ACARA. Una crisis económica que viene de arrastre agravada por la pandemia. Esto está provocando que muchos asociados estén pasando momentos delicados. Hay cierres de puntos de ventas y empresas en situación crítica. Muchos problemas a la vez para una conducción que, parece, está siendo superada por las circunstancias.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario