Preocupación de automotrices por futuras inversiones

Autos

Es cierto que cuando los problemas se multiplican en el día a día es muy difícil pensar a largo plazo. Las automotrices suelen hacerlo, pero en la Argentina están llenas de urgencias como la falta de insumos para producir y la escasez de dólares para importar. Sin embargo, lo importante también es tema de preocupación. Un buen ejemplo es lo que sucede con el proyecto de ley de Electromovilidad que está definiendo el Gobierno. La iniciativa tiene cierto rechazo por parte de las fábricas agrupadas en ADEFA. Un motivo es el sesgo pro automotrices chinas que creen ver en la letra chica, un tema que ya fue informado por este diario. El otro conflicto pasa por el plazo establecido para el 2041 como fecha límite para la venta de vehículos a combustión en el país. Si bien falta mucho, si se dejaran de vender para ese año, las decisiones de producción y, especialmente de inversiones, se tienen que tomar antes y eso es lo que alarma al sector. Por ese motivo, ADEFA está en conversaciones con funcionarios para que se establezca algún mecanismo de revisión de ese plazo en los próximos años en base al avance que haya respecto a inversiones, producción y mercado. La idea sería introducir un párrafo que aclare que la autoridad de aplicación deberá evaluar si conviene o no postergarlo. En ese marco, también el sector está tratando de apurar la ley de promoción de inversiones, que ya está en las comisiones de Industria y Presupuesto para ser tratadas. Esperan que se puedan tratar en el recinto antes de fin de año. El futuro que debe afrontar la industria automotriz argentina no es sencillo. Se cree que es sector, tal como se conoce ahora, va a cambiar drásticamente en los próximos años, con ganadores y perdedores. Las inversiones para vehículos eléctricos o híbridos no serán fáciles de conseguir y es clave lograrlas para la supervivencia de las plantas en el país. Más en el contexto político y económico que transita el país. La única que tiene un proyecto con alto grado de viabilidad es Toyota con su Hilux híbrida para Zárate.

Eso cambios que va a haber en la industria local tienen que ver con la revolución tecnológica que ya existe y el reacomodamiento a nivel mundial de las marcas. Todas están en un proceso de transformación. Por ejemplo, el más importante, por ser el más reciente, es lo que sucede en Stellantis, esa fusión a nivel mundial del grupo francés PSA y el ítaloamericano FCA. En lo que respecta a la Argentina, hay que seguir bien de cerca los cambios que se irán produciendo. Por el momento, pasan por cuestiones administrativas y de estrategia de marcas, pero llegarán las novedades en cuanto a modelos comunes y producción. En esta columna se comentó, por ejemplo, la existencia de un proyecto de producir un utilitario Fiat en paralelo a los modelos Citroën Berlingo y Peugeot Partner. La idea era hacerlo en la plan de El Palomar. Hay que aclarar que este tipo de informaciones surgen de diferentes fuentes que acceden a datos o iniciativas que están en análisis. Lo que se conoce como rumores. Muchas se descartan y otros, por suerte para este medio, se confirman. Son básicamente planes en estudio que, con el correr de los meses o los años, tienen suerte diversas. A partir de seguir recabando más precisiones sobre el tema, se sumó información que le puede dar un giro a lo comentado. Y de mayor envergadura. Stellantis es hoy el grupo más importante y el único en tener dos planta en el país: una, la mencionada de El Palomar (la ex Sevel) y la otra de Fiat en Córdoba. Las dos trabajando a menos de 50% de su capacidad productiva. El comentario que circula en el mercado es que se estaría estudiando una reformulación estratégica de productos. Que la planta bonaerense quede como polo de producción de autos y la cordobesa se vehículos comerciales. Esta es sólo una idea que se baraja y pensada recién para 2025, cuando se tenga que definir el próximo ciclo de inversiones. Tomando los modelos actuales, el Fiat Cronos (o lo que se fabrique en el futuro) tendría que mudarse a El Palomar, donde ya se produce el Peugeot 208. Los utilitarios de Peugeot y Citroën (Partner y Berlingo o sus sucesores) pasarían a Córdoba y ahí, sí, surgiría el gemelo Fiat (¿el Dobló?). También, en esa planta, habría lugar para un proyecto de pickup. Hay que recordar que en el grupo, además de las marcas mencionadas, está Jeep. Habrá que esperar para saber si esta información tenía fundamentos sólidos o es un simple rumor.

Temas

Dejá tu comentario