El gran desafío

Autos

La industria automotriz ingresó a la pandemia con un escenario y salió con otro muy distinto. Después de cuatro años sin restricción de divisas y con libre disponibilidad de importaciones, terminó 2020 condicionada por la falta de dólares y con un cupo para ingresar vehículos del exterior. Ese contexto marcó la agenda de todo 2021 y, seguramente, será el marco con el que se deberá transitar 2022.

La consecuencia de esta realidad es un cambio profundo en el mercado. La falta de modelos por las trabas en importación redujo a menos de la mitad la participación de los 0 km que llegan de distintos países.

Las automotrices concentraron su operaciones en los vehículos de producción nacional que, por primera vez en más de 20 años, son los más vendidos. Este fenómeno se conoce como la “argentinización” del mercado. El otro punto importante es que todas las terminales están buscando la forma de aumentar sus exportaciones, algo que ya se siente en las estadísticas.

Es por eso que 2022 será un año de mucha incertidumbre en el que las empresas estarán expectantes de la evolución de las condiciones económicas, con un panorama delicado y las políticas, también, sin un horizonte claro.

Sin duda será un año que presentará un serio desafío para el sector automotor.

Dejá tu comentario