Mundo

Avanza en Chile una iniciativa que reduce la jornada laboral

Santiago - Una iniciativa para reducir la jornada laboral en Chile a 40 horas semanales, presentada por dos diputadas del Partido Comunista en marzo de 2017, fue aprobada ayer por la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados y enturbia la reforma laboral del Gobierno de Sebastián Piñera, uno de sus proyectos centrales.

En medio de una fuerte campaña en contra del Ejecutivo chileno, la iniciativa presentada por las diputadas Camila Vallejos y Karol Cariola -reconocidas figuras del movimiento estudiantil de 2011 conocido como “La Revolución de los Pingüinos”- logró luz verde en la Comisión -en sus dos primeros artículos- por 7 votos a favor y 6 en contra.

Estos artículos, el “corazón de la propuesta” según las legisladoras, establecen que no podrá haber una baja en el sueldo de los trabajadores con la reducción de la jornada laboral. El paso es fundamental para que la norma siga su curso legislativo y sea discutida en la Sala de la Cámara. La iniciativa de las congresistas tiene más del 70% del apoyo ciudadano.

El oficialismo, que ya la calificó de “inconstitucional” y parece decidido a bloquearla, dio pistas de que la estrategia para lograrlo podría ser el Tribunal Constitucional o a un veto del presidente.

El proyecto plantea reducir de 45 a 40 las horas de trabajo por semana, distribuidas en cinco jornadas, de ocho horas cada una y se impone al proyecto de La Moneda, que buscaba rebajar de 45 a 41, pero bajo un esquema de flexibilidad que incorporaba pactar los horarios.

“¿Por qué planteamos 40 horas? Porque responde a las recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el Convenio de 1935 que fue ratificado por varios países”, dijo Cariola, citada por el portal Cooperativa.

El enconado debate nacional sobre el tema, iniciado ayer por los parlamentarios, tuvo profusa cobertura mediática y en las redes en Chile, particularmente la intervención del ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg, quien dijo que la reducción horaria podría impedir a Chile jugar la Copa América, ya que excedería de la jornada máxima permitida. Representantes de la Confederación de Transporte de Carga y del Gremio de criticaron la iniciativa y dejaron abierta la posibilidad de realizar un paro en protesta. La última vez que Chile redujo la jornada laboral fue en 2005, cuando pasó de 48 a 45 horas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario