Ambito Nacional

Avanzan hacia juicio político

El Consejo de la Magistratura dio ayer el primer paso en el inicio de un proceso de juicio político al juez federal de Corrientes, Carlos Soto Dávila, acusado de ser el presunto jefe de una asociación ilícita para el encubrimiento de narcotraficantes.

El Consejo dispuso su citación bajo el artículo 20 del reglamento de la Comisión de Disciplina y Acusación. Por su parte, el magistrado pidió postergar su declaración indagatoria ante el juez federal Sergio Torres, en el marco de la causa por narcotráfico iniciada con el Operativo Sapucay.

Soto Dávila, sobre quien pesa un pedido de detención aunque continúa en libertad porque aún posee fueros, se presentó en los tribunales de Comodoro Py 2002, de Retiro, ante su colega Torres, pero solicitó que la audiencia se pase para el lunes, a lo que se hizo lugar. En tanto, los secretarios de Soto Dávila, Pablo Molina y Federico Grau, y los abogados Tomás Viglione, Jorge Vallejos y Duylio Barboza declararon en los últimos dos días y seguirán detenidos.

El martes, cuando se pidió su detención y se lo notificó del llamado a indagatoria, Soto Dávila confirmó que se presentaría ante su par de Buenos Aires. “Debo hacer lo que corresponde: presentarme a la citación”.

El magistrado tiene 72 años y ejerce desde hace 22 la titularidad de uno de los juzgados federales de primera instancia de la capital correntina, además de ser juez con competencia electoral.

En la misma causa que lleva adelante el juez Torres fueron detenidos dos de los secretarios del juzgado de Soto Dávila y cuatro abogados, todos acusados de integrar una asociación ilícita junto con el magistrado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario