Edición Impresa

"Baby Trump", demorados y protestas como oposición al G-20

En Retiro, la Policía se llevó a dos personas que se manifestaron contra el mandatario chino y en el Congreso "voló" el inflable que satiriza al presidente estadounidense.

Se terminó la espera y hoy dará comienzo formalmente la Cumbre de Líderes del G-20. También se verá el grueso de las protestas contra la cita de presidentes. A las 15 se realizará la principal marcha opositora. Irá desde la 9 de Julio y San Juan hasta la Plaza del Congreso.

Sin embargo, ayer comenzaron las primeras manifestaciones que se muestran contra la cumbre e incluso hubo algunos demorados por una protesta frente al hotel donde se hospeda la delegación china. También hizo su “estreno” formal en el país el conocido “Baby Trump”, el inflable que satiriza al presidente de Estados Unidos. Además, hubo expresiones artísticas en Plaza de Mayo a modo de repudio al encuentro de líderes.

Minutos antes de que el presidente chino Xi Jinping aterrizara en suelo argentino, al menos dos budistas fueron demorados frente al hotel Sheraton de Retiro, donde se hospeda la delegación. Los apresados eran parte de un grupo que repartía folletos que se muestra en contra de las violaciones de derechos humanos en el gigante asiático. La zona, totalmente cerrada al tránsito y rodeada de efectivos de seguridad, vivió unos minutos de tensión luego de que la Policía de la Ciudad se llevara detenidos a las manifestantes. “Era una protesta pacífica”, dijo una de ellas, mientras sus compañeras permanecían sentadas junto a las vallas. Por la noche, para recibir al mandatario frente al hotel, un gran número de chinos realizó un colorido “banderazo” con la insignia roja de su país.

En un clima de calma, mientras tanto, en la Plaza del Congreso organismos defensores de los derechos humanos y agrupaciones sociales que conforman la denominada “Confluencia Fuera G20-FMI” realizaron la Cumbre de los Pueblos, con una serie de actividades y foros con una mirada crítica sobre el encuentro de mandatarios internacionales. Distintas organizaciones políticas montaron carpas, en las cuales se dieron debates y discusiones sobre “la resistencia al neoliberalismo y la lucha de los pueblos”. También inflaron el “Baby Trump”. Todas estas actividades forman parte de la llamada “Semana de Acción contra el G-20”, que comenzó el lunes con diversas disertaciones ofrecidas en asociaciones intermedias y sindicatos; continuó ayer con foros en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, y concluirá mañana con una marcha a la Plaza del Congreso.

Con buena parte de la Ciudad de Buenos Aires blindada, las calles comenzaron a ofrecer ayer por la tarde una postal inusual. Una marea de trabajadores dejó sus oficinas a las 13 y, a partir de entonces, el microcentro quedó vacío. En ese contexto, la puesta en escena de la Plaza de Mayo de un grupo de artistas fue de lo más llamativo: en silencio, posando y disfrazados , se expresaron contra la cita mundial.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario