Edición Impresa

Bafici: “La casa está en orden”, según Wolf

Pese a las críticas de algunos sectores políticos, "Esto no es un golpe", de Sergio Wolf, fue el sábado una buena sorpresa dentro de la despareja programación del Bafici. Con pulso firme y mucha investigación, el trabajo evoca día por día la intentona de Semana Santa de 1987 que puso en jaque al gobierno de Alfonsín. Ante la cámara, y recorriendo el lugar de los hechos, participan testigos y protagonistas de ambos lados, desde Aldo Rico y sus adláteres hasta el entonces edecán militar general Julio Hang, el ministro Jaunarena, el juez Piotti o la señora Adela Bigatti, en cuya estancia recibió el presidente la noticia del alzamiento.

Alfonsín había ido allí a descansar y tuvo que salir de apuro, desoyendo incluso la recomendación de tomar un camino alternativo para evitar un posible atentado. "Alfonsín era un hombre de coraje", reconoce Aldo Rico, y también dice que las leyes de Punto Final y de Obediencia Debida le parecen mal hechas. Los militares reclamaban total amnistía, como les había ofrecido el PJ en la campaña electoral. En ese afán quizá pretendíeron dar un golpe, y, según dicen algunos testigos, se echaron atrás al ver la masiva reacción ciudadana que llegó hasta las mismas puertas de la Escuela de Infantería.

La película tiene información, tensión, partes divertidas y buenos recursos expresivos, como rehacer en silencio el camino que recorrió Alfonsin desde el helicóptero en la terraza hasta el balcón donde daría aquel famoso discurso. Lo que la película todavía no tiene es fecha de estreno.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario