Economía

Balanza comercial con Brasil opera hoy en virtual equilibrio

Según la consultora, el mes pasado se registró un saldo favorable de u$s71 millones, mientras que en el año se acumula un resultado positivo de u$s261 millones a favor de la Argentina.

El comercio bilateral entre la Argentina y Brasil llegó en julio a un virtual equilibrio, con un ligero saldo a favor del país por unos u$s71 millones, derivados de exportaciones por u$s907 millones e importaciones por u$s836 millones. En los últimos tres meses, el saldo total es a favor a Brasil por unos u$s77 millones, mientras que en los primeros siete meses del año la balanza comercial entre ambos países muestra un resultado de u$s261 millones a favor de la Argentina, mostrando una variación de u$s4.150 millones con respecto al mismo período del año pasado. En 2018 Brasil había resultado sólidamente superavitario antes del gran ajuste de las importaciones argentinas por el salto en el tipo de cambio. Desde el Gobierno se espera que la tendencia se profundice en lo que resta de 2019.

Los datos pertenecen al último informe elaborado por la consultora Abeceb, donde se menciona que en julio las exportaciones de Argentina a Brasil mostraron una caída interanual del -4,6%, muy por debajo del -19,7% del mes anterior. En los primeros siete meses de 2019, la Argentina exportó u$s6.213 millones desde Brasil, levemente (1,8%) por encima de los u$s6.102 millones en el mismo período de 2018.

Las principales definiciones del trabajo son las siguientes.

Por el lado de las importaciones de Argentina desde Brasil, la caída interanual del séptimo mes del año fue del -27,4%, unos 18,1 puntos porcentuales menor del -45,5% registrado en junio. Las mayores caídas en los productos importados se dieron en automóviles de pasajeros, en vehículos de carga y soja en grano. En el acumulado 2019, Argentina importó u$s5.952 millones desde Brasil, un -40,4% menor a los u$s9.991 millones en el mismo período de 2018. Otro punto a tener en cuenta es que, si bien la Argentina disminuyó sus compras brasileñas, lo hizo en menor medida que al resto del Mercosur. Según el MDIC, los principales productos afectados fueron los automóviles de pasajeros, el trigo en granos, los polímeros plásticos y la leche.

p5-comercio.jpg

En las perspectivas a futuro, Brasil parece estar estabilizando las expectativas acerca del desenvolvimiento de la economía hacia fin de año. A pesar de que la actividad crecerá muy por debajo de lo esperado a comienzos de 2019 (0,9% vs 2,5%), el avance de la reforma previsional en la Cámara de Senadores podría marcar el comienzo de una nueva tendencia para la economía brasileña.

Por el lado argentino, la inminencia de las elecciones presidenciales también genera focos de incertidumbre que afectan a la economía en su conjunto y a la importación de mercancías en particular.

Por esto no sorprende que el volumen comercializado entre ambos países en 2019 sea un -24,4% inferior al mismo período del año pasado (u$s12.165 millones vs u$s16.093 millones). Una vez despejadas estas incertidumbres podría esperarse una recuperación del comercio bilateral entre ambos países.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario