Ambito Nacional

"Baradel va a hacer del no inicio de clases un eje de campaña"

En una visita a Ámbito Financiero, el titular de la cartera laboral de María Eugenia Vidal analizó el impacto de la megadevaluación, y las luces y sombras de las paritarias, de cara al electoral 2019.

Periodista: ¿Cómo pegó la megadevaluación en el plano laboral en la provincia?

Marcelo Villegas: Cuando uno analiza los números de empleo, el primer semestre consolidado, todavía la provincia generaba empleo. Estábamos un 0,4% arriba -muy poco- del primer semestre de 2017, porque 2017 terminó muy bien. Si uno tiene que analizar la devaluación y hacer una correlación en términos de empleo, y lo compara con otras devaluaciones, esta devaluación no tuvo el correlato, no tuvo una transferencia absoluta que han tenido otras devaluaciones en materia de empleo. El primer semestre estuvo 0,4% arriba, en julio hubo una caída, en agosto se sostuvo, y en septiembre la provincia generó 5 mil puestos nuevos más que los que se perdieron. Eso se sostiene, y estamos entrando en una etapa del año donde el último trimestre siempre genera más posibilidad de empleo por la estacionalidad; el verano siempre trae alguna buena noticia en materia de empleo y actividad, y particularmente este verano por el otro efecto que tiene la devaluación, que es que muchos argentinos van a elegir vacacionar en Argentina por una cuestión de costo/beneficio. Y eso nos permite decir que en materia de empleo la cuestión está estabilizada. Ha habido una enorme responsabilidad de la inmensa mayoría de los gremios de base y de los empresarios pyme en el sostenimiento del empleo.

P.: ¿Y cuáles son las perspectivas hacia 2019?

M.V.: En marzo/abril debiéramos empezar, lentamente, a generar empleo nuevamente. Tengo 55 años, yo viví el ´89 siendo estudiante y trabajando, viví 2001 ya casado y con hijos... La devaluación y la crisis de este año -por factores endógenos y factores exógenos- no ha tenido ni por lejos los efectos que han tenido otras, porque la sociedad en su conjunto ha aprendido, y porque el Gobierno a partir de determinado momento se puso al frente de la crisis. Más allá de los dolores, de los esfuerzos y de las medidas difíciles que ha habido que tomar, la economía argentina después de este proceso va a tener bases más sólidas y va a ser más sana. Y por eso tanto el Presidente (Mauricio Macri) como la gobernadora (María Eugenia Vidal) y como quienes tenemos responsabilidades de gobierno, decimos que ésta tiene que ser la última crisis que suframos los argentinos, porque estamos haciendo un esfuerzo enorme para salir adelante.

P.: El ciclo lectivo 2018 está cerrando con un preocupante récord de 29 días de paro y una paritaria docente aún abierta. ¿Qué falló?

M.V.: Estamos cerrando el año con más del 50% de los estatales con sus paritarias (2018) cerradas y con el 2019 ya cerrado también, con el último acuerdo que firmamos, que implica un 32% (este año), el bono de $ 7 mil a los activos y de $ 3.500 a los pasivos, y un 20% (para 2019) más una cláusula de actualización semestral en julio y una cláusula de revisión en noviembre. Pero cuando hacemos foco en algunos colectivos gremiales específicos está claro que no ha habido una vocación... Porque si en algo hemos sido tercos en este Gobierno es en mantener la vocación por el diálogo y por las propuestas. Tuvimos más de 20 reuniones y 11 propuestas, y las 11 fueron rechazadas.

P.: ¿Y a qué lo atribuye?

M.V.: Juegan factores que son muy propios de ese colectivo gremial, con 300 mil trabajadores docentes, de los cuales el 50% no está afiliado a ningún sindicato, y el otro 50% está distribuido en diferentes gremios. Y el 50% de ese 50%, o sea unos 75 mil, son afiliados a Suteba. Y cuando Suteba convoca a elecciones, de los 75 mil se presenta la mitad a votar y, de ellos, un 47% a 50% vota a (Roberto) Baradel. Baradel representa -no le quita legitimidad, pero lo dimensiona correctamente- a 1 de cada 10 docentes. Pero como desde la representación gremial lo que ha hecho es un accionar político a lo largo de muchos años, ahora como opositor y en otras como oficialista, cuando se presenta frente a la sociedad como “el” dirigente docente por excelencia, la gente a veces puede creer que concita una mayoría absoluta de la representación docente. El problema es que tiene una clara ideología, una clara definición política, y su “dilema ético de la representatividad” ha hecho que en estos últimos tres años privilegie sus ideas políticas e ideológicas personales por sobre el interés colectivo de los docentes. Se ha puesto en una posición negativa frente a todas las propuestas. Ha rechazado propuestas antes de que se las hiciéramos, se opone a las pruebas Aprender, a la actualización de las currículas, al presentismo, a los controles sobre las licencias médicas. Se opone a toda cuestión que tenga que ver con mejorar el sistema público de gestión estatal en materia educativa. En la página de Suteba se presentan como una organización político gremial. Por eso yo digo que Suteba se ha transformado en el partido político más hostil de la oposición. Ha hecho prevalecer sus intereses políticos e ideológicos en desmedro del interés de los trabajadores, porque si no hubiese sido por la decisión política de María Eugenia, los docentes hoy todavía estarían cobrando el salario de diciembre de 2017.

P.: Baradel es uno de los dirigentes que salió a advertir que las clases pueden no comenzar el 6 de marzo si no hay acuerdo. ¿Esperan un aumento de la conflictividad en el electoral 2019?

M.V.: En 2016 habíamos cerrado un acuerdo para todo el año. En septiembre de 2016, ya Baradel estaba planteando un paro para noviembre, dándose la autoexcusa para decir que si había problemas para 2017 era problema del Gobierno. Y manifestó que una de las misiones fundamentales de él y de su gremio era desterrar al neoliberalismo de las aulas. Tuvimos un 2017 donde se opuso a la cláusula gatillo, con 18 días de paro, y terminó aceptando el mismo acuerdo que aceptaron todos antes, incluyendo gatillo. Es más, fue Baradel, en el último minuto, antes de cerrar el acta, quien nos pidíó establecer que la cláusula gatillo también fenecía al 31 de diciembre de 2017. Este año, toda su pelea fue teóricamente por la cláusula gatillo, la misma que él defenestró. Nosotros nos basamos en esos hechos concretos, en el archivo, y lo que vemos -y la sociedad tiene que ser consciente- es que ya Baradel va a hacer del no inicio de clases un eje de campaña, otra vez incumpliendo la ética de la representatividad. Más allá del interés de los chicos y de la comunidad, está privilegiando ya su interés político en un año electoral, anunciando en noviembre-diciembre que las clases no van a empezar. Nosotros vamos a trabajar fuertemente sobre la cuestión docente para darle una solución de más largo plazo.

P.: Los gremios docentes argumentan que la última oferta quedó entre 13 y 15 puntos por debajo de la inflación...

M.V.: Cuando uno mira que este año al 32% se le agrega el 1,7% de material didáctico, el presentismo -que ya lo cobra el 50% de los docentes- y prorratea el bono de 7 mil pesos, el docente tuvo un aumento del 42,3%. No estamos en una diferencia de 15 puntos. Puede estar en un orden más cercano al 5,5%. Para un año difícil como el que hemos tenido, hemos hecho el mayor esfuerzo posible, y éste fue el compromiso de la gobernadora, de acercarnos de la mejor manera posible a la inflación.

Entrevista de Silvina Kristal

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario