Edición Impresa

BCRA sigue cumpliendo meta de base monetaria

En los primeros quince días de enero, el promedio acumulado de la base monetaria ascendió a $1,341 billones, cerrando unos $13.000 millones por debajo de la meta fijada por el Banco Central. Así lo informó el organismo, luego de que las compras que efectuó en la última semana generaran un cambio en el objetivo establecido previamente para la base, algo que había quedado establecido en el programa económico presentado por la entidad que comanda Guido Sandleris. Durante la primera quincena, el BCRA adquirió u$s160 millones que, considerando su efecto sobre el promedio mensual diario, significaron una variación de la meta de $1,351 billones a $1,354 billones, que “se seguirán modificando en el caso de realizarse nuevas compras”, de acuerdo con el organismo. Por ejemplo, ayer compró otros u$s30 millones.

Control de agregados

Vale recordar que en octubre el organismo adoptó un nuevo esquema de política monetaria de estricto control de agregados monetarios. Este contempla una corrección de la meta de la base monetaria cuando una inyección de pesos está asociada a compras de dólares por parte del BCRA en el mercado cambiario, si el tipo de cambio se ubica por debajo de la zona de no intervención. Para cumplir con su meta, el BCRA subasta diariamente Leliq, que determinan endógenamente la tasa de interés. “Propiciada por la inyección de liquidez resultante de las compras de divisas, la tasa de interés promedio de las Leliq retomó su tendencia decreciente: se ubicó el 15 de enero en 57,6%, lo que implica una baja de 1,6 p.p. respecto a fin de diciembre y de 15,9 p.p. respecto al máximo alcanzado de 73,5% el 8 de octubre”, destacó el BCRA.

Lo más factible es que la tasa de referencia de la economía siga disminuyendo gradualmente, a medida que el tipo de cambio siga fluctuando cerca del piso de la zona de no intervención y que la baja de las tasas no genere un salto en el dólar, lo que probablemente generaría una nueva aceleración de la inflación. Es que la autoridad monetaria ya anticipó que está trabajando para evitar que ocurra una situación similar a la del año pasado, con la devaluación del peso. El oficialismo busca que siga bajando la tasa para dar una señal a los mercados que de a poco se va desacelerando el aumento de los precios, pero sin cometer los mismos errores del pasado, cuando la autoridad monetaria bajó de manera abrupta la tasa y se vio obligada a volver a subirla por el impacto cambiario.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario