Ambito Nacional

Bertone y Melella polarizarán atractivo duelo en el fin del mundo

Buena performance del jefe comunal amenaza la reelección de la mandataria, que apuesta a respaldos de votantes en Usuhaia y Tolhuin.

La última semana de campaña antes de las elecciones provinciales de Tierra del Fuego, que se realizarán el próximo domingo, comenzó en medio de un escenario que muestra una marcada polarización entre la actual gobernadora, Rosana Bertone, y el intendente de Río Grande, Gustavo Melellla, en la disputa por la gobernación.

La provincia elegirá gobernador en primera vuelta si alguno de los candidatos supera el 50% de los votos, aunque lo más probable es que haya un balotaje entre las dos fórmulas más votadas el domingo 23. Bertone, que busca su reelección por “Unidad Fueguina”, una alianza entre el PJ y el kirchnerismo local, volvió a recibir por estas horas apoyos explícitos del precandidato presidencial Alberto Fernández. Cambiemos, que amagó con no presentar fórmula, se inscribió como frente Ser Fueguino, y tras caerse sus principales candidatos, presentó el binomio Juan “Pipo” Rodríguez y Fernando Glubich.

A diferencia de otros comicios donde los oficialismos parten como favoritos, la tracción de Melella en su municipio, Río Grande, el de mayor cantidad de electores, lo pone en paridad con Bertone, que arriesga su segundo mandato. Por eso, en el entorno de la gobernadora creen que aunque la participación de Cambiemos es más testimonial que real, los votos de la alianza podrán ser clave en una segunda vuelta, que potencialmente se realizaría un domingo después de la primera.

Por eso, para achicar la diferencia en Río Grande, la mandataria peronista recibió respaldo de Alberto Fernández. “Esta unidad que está triunfando tiene que darse en todo el país. En Tierra del Fuego tenemos que acompañar a Rosana Bertone para que continúe en la gobernación”, afirmó Fernández. La gobernadora refuerza en estos días su presencia en los pagos de Melella, el distrito que puede resultarle más esquivo.

Tierra del Fuego

Por su parte Melella, un radical K nucleado en Forja, intentará llegar a la gobernación través de una alianza con el Movimiento Popular Fueguino (MPF) y con apoyos como el de la exgobernadora Fabiana Ríos y el de sindicatos estatales disconformes con la administración de Bertone. El intendente, que enfrenta dos denuncias judiciales en trámite, una por el presunto “abuso sexual coactivo” de tres obreros de la construcción, y otra por supuestas irregularidades en la obra pública, confía en el triunfo y se reparte en sus apariciones públicas, entre Río Grande y Ushuaia.

La campaña es cruzada, Melella necesita ganar votos en la capital provincial, donde el camporista Walter Vuoto tiene casi asegurada su reelección de la mano de una sociedad con Bertone. El jefe municipal de Río Grande desembarcó ayer en Ushuaia, donde realizará sus últimos actos antes de la veda electoral, y desde su entorno se mostraron confiados en que podrán obtener un triunfo el domingo. Curiosamente, Vuoto y Melella en las legislativas nacionales 2017 se habían unido en el Frente Ciudadano y Social para enfrentar -y derrotar- a Bertone, que en aquel momento tenía una relación más dialoguista con la Casa Rosada. En esa contienda el frente Tierra de Unión de la gobernadora terminó en la tercera posición. Luego, la mandataria rompió relaciones con Nación el año pasado, tras las medidas nacionales que impactaron negativamente en la industria electrónica fueguina. Mientras que en 2015 Bertone llegó a la gobernación de la mano de un acuerdo que incluyó a Melella como candidato a intendente de la capital provincial. Eso también quedó atrás.

“No es sencillo ganarle a un gobierno en funciones, pero creo que estamos dando un mensaje claro, sin confrontaciones personales pero dejando en evidencia que nosotros siempre estuvimos del mismo lado, y no coqueteamos con el macrismo. Después, la gestión en Río Grande habla por sí sola”, comentó un estrecho colaborador de Melella.

Por la intendencia de Río Grande, la ciudad que aloja en mayor medida a la industria electrónica de la provincia, Melella bendijo a Analía Cubino, del ala de Fabiana Ríos, y todo parece indicar que logrará llegar a la jefatura municipal. El tercer municipio es Tolhuin, que aporta apenas 3.855 votantes habilitados. No obstante, esos 2% pueden ser claves para una segunda vuelta cerrada.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Te puede interesar

Dejá tu comentario