Economía

Bioceres busca vender su trigo modificado a través de Brasil

PERMITIRÍA AUMENTAR HASTA 25% LOS RINDES DEL CULTIVO NACIONAL - La empresa argentina de biotecnología quiere que el país vecino apruebe su producto transgénico y forzar al gobierno de Macri a hacer lo mismo.

Bioceres, firma de capitales nacionales dedicada a la tecnología agrícola, anunció que avanzan las negociaciones con el gobierno de Brasil para recibir la aprobación de su último desarrollo: el trigo tolerante a la sequía y salinidad modificado genéticamente (OGM).

Este cultivo todavía no recibió la aprobación del Gobierno argentino e incluso representantes de la empresa fueron recibidos recientemente por el presidente de la Nación Mauricio Macri para hablar sobre el tema. Básicamente la cadena triguera muestra recelo ante la posibilidad de que Argentina sea el primer país del mundo en aprobar y sembrar este cereal transgénico. El temor es que los países compradores dejen de comprar el producto local. Y en esto, el aval de Brasil jugaría un rol clave porque justamente es el principal importador de trigo y harina de la Argentina.

“Bioceres informa que avanza con el proceso de desregulación del trigo HB4® ante la CNTBIO (Comisión Técnica de Bioseguridad, dependiente del Ministerio de Ciencia de Brasil) y que, por disposiciones del organismo regulador, en el mes de marzo se hará efectiva la solicitud en alianza con la empresa TMG”, detalló la empresa en un comunicado.

Para Bioceres, “no es necesaria ninguna modificación a la legislación brasileña para la aprobación del trigo HB4 en el mercado brasileño”. La empresa indicó que “el marco normativo del vecino país permite la aprobación de nuevas tecnologías OGM de a acuerdo a los procesos fijados por la CTNBio”.

Mientras tanto la cuestión continúa en análisis en el plano local, porque en la práctica este nuevo evento biotecnológico cuenta con el visto bueno del Senasa y la Comisión Nacional Asesora de Biotecnología (Conabia) pero no tiene el aval del área de Mercados de la Secretaría de Agroindustria.

Este desarrollo permitiría aumentar los rindes del cultivo entre un 10 y un 25% en condiciones de estrés hídrico y lo proveería a la Argentina la posibilidad de alcanzar una producción más significativa de trigo sin sumar hectáreas de campo, pero al ser un producto de consumo humano directo encuentra resistencia para su aprobación.

Según detallan desde la empresa, sus planes son de continuar expandiendo su aprobación: “Con este paso en Brasil, el principal mercado histórico del trigo argentino, Bioceres culmina una primera etapa en su estrategia internacional de desregulación del evento en trigo, que incluyó también presentaciones en Paraguay, Uruguay y Estados Unidos, y da inicio a una segunda etapa, que se desarrollará durante 2019 e incluirá Bolivia, Colombia y Chile”.

Finalmente, por ahora quedaron en suspenso los planes de la firma para salir a cotizar sus acciones en las bolsas de Nueva York y de Buenos Aires. El año pasado concretaron todas las presentaciones oficiales ante ambos organismos, pero en el plano local la cuestión quedó pendiente hasta que el mercado local se estabilice (post fuerte devaluación) y en el internacional la idea sería concretar el plan luego de conseguir la aprobación de su nuevo desarrollo que está dando que hablar en el sector.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario