Economía

Bitcoin sufre el castigo de la banca central por "Libra"

La criptomoneda intenta defender, sin mucho éxito, los u$s10.000. El mercado sigue convulsionado.

Era totalmente previsible. El proyecto “libra”, de Facebook, no hizo más que erizar la epidermis de las autoridades monetarias de todo el mundo (con excepción del gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney). Desde que la red social de Mark Zuckerberg presentó su criptomoneda, no paran de surgir comentarios negativos de los banqueros centrales. Esto obligó a la Fed a dar un paso al frente y advertirle a “Zuck” que su iniciativa “no puede seguir adelante”. Los expertos ya habían advertido que la iniciativa tenía demasiadas zonas grises y que su brochure técnico, publicado en junio, dejaba un montón de preguntas sin respuesta. Pero ahora, con la comunidad de banqueros centrales en contra, algunas voces aseguran que libra tiene los días contados. Encima, ayer se sumó el ministro de Finanzas de Francia, Bruno Le Maire, a la opinión negativa de la Fed, del presidente Trump y del Senado y el Tesoro de EEUU. El ministro francés dijo que por ahora no le gusta “libra”. En una entrevista a la cadena CNBC, en el contexto de la reunión de los ministros del G-7 en París, declaró que “libra” no debe convertirse en una moneda soberana. En opinión de Le Maire, “libra” no se puede aceptar sin un conjunto “sólido de reglas” y se trata de una cuestión de soberanía, si bien todos los estados soberanos tienen sus monedas (dólar, euro, etc.,) se apegan a “compromisos y reglas muy fuertes”. También reconoció su preocupación sobre el lavado de dinero y la financiación del terrorismo. Le Maire le pidió al jefe del consejo ejecutivo del Banco Central Europeo, Benoit Coeure, que establezca una comisión de trabajo para investigar monedas digitales como “libra”. No pasaron ni 24 horas desde que David Marcus, presidente de Calibra, la filial encargada de gestionar la criptomoneda de Facebook, explicara ante el Senado de EEUU su decisión de no lanzar “libra”, hasta haber solventado las dudas regulatorias que existen sobre ella. El jefe de la Fed, Jerome Powell, había puntualizado ante el Congreso de EEUU que “´libra´ plantea muchas preocupaciones serias con respecto a la privacidad, el lavado de dinero, la protección del consumidor y la estabilidad financiera”.

Ayer el bitcoin, la principal criptomoneda, apenas pudo defender los u$s9.500. Lo mismo le ocurrió a ethereum con sus u$s200. Ambas cripto (las de mayor capitalización de mercado con u$s174.000 y u$s23.000 millones respectivamente) se habían beneficiado del “efecto libra” que las catapultó por encima de los u$s12.500 y u$s320, respectivamente. Cabe recordar que meses antes del anuncio de “libra”, el bitcoin rondaba por los u$s5.000 y el ethereum en u$s150 para dimensionar el rally que vivieron en junio. Tal como están las cosas se especula que “libra” no verá la luz en 2020, tal como preveía Facebook. Los expertos legales consideran que para lanzar “libra” con éxito, Facebook deberá superar numerosas regulaciones financieras relacionadas con el lavado de dinero, la transferencia de capitales, mercados de valores y privacidad de datos. Pero con la dificultad de que las leyes difieren de una región a otra. El establishment le deja en claro a “Zuck” que su arrogancia le cegó el componente clave del dinero: la confianza. Sin embargo, es probable que “libra” inspire a otros como Amazon, Walmart, Apple o un banco europeo como a lanzar una moneda que haga competencia a ella. Mientras tanto bitcoin y sus colegas sufren el escarmiento.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario