BM aprobó préstamo de u$s50 M para protección social en PBA

Edición Impresa

El ministro de Economía nacional, Sergio Massa, consideró “clave” la aprobación anunciada ayer por el Banco Mundial de un financiamiento por u$s 50 millones para apoyar programas de protección social en la provincia de Buenos Aires.

“Es clave la aprobación de este nuevo programa para reforzar las acciones de contención a sectores vulnerables”, destacó Massa, de acuerdo con lo señalado por el organismo multilateral de crédito.

Los programas involucrados en este nuevo financiamiento alcanzan a la tarifa social eléctrica y a la asistencia alimentaria, que beneficia a más de 1.700.000 personas.

La nueva operación representa un financiamiento adicional al “Proyecto Redes de protección social para la población vulnerable de la Provincia de Buenos Aires”, está garantizada por el Ministerio de Economía nacional y es reembolsable en 17 años, con un período de gracia de 5 años.

En este escenario, el ministro de Hacienda y Finanzas bonaerense, Pablo López, destacó que desde el inicio de la gestión del gobernador Axel Kicillof en la Provincia llevan “adelante una política de financiamiento responsable, en la cual se enmarca este nuevo financiamiento aprobado por el BM”.

“La fuente multilateral es de suma importancia para que la provincia pueda seguir incrementando sus inversiones y fortaleciendo su política social. Por esto, valoramos el apoyo que viene brindando el Banco Mundial a nuestra provincia”, dijo López.

En tanto, el director del BM para la Argentina, Paraguay y Uruguay, Jordan Schwartz, indicó que “reforzar la seguridad alimentaria y el acceso a la electricidad permite reducir la vulnerabilidad de los hogares más pobres”.

“Este nuevo proyecto es parte de la asistencia integral del Banco Mundial a la Argentina que, con un financiamiento de 2.000 millones de dólares, trabaja junto al gobierno para reducir el impacto de la crisis”, agregó Schwartz.

El proyecto va a financiar el programa alimentario Más Vida, creado en el marco de la pandemia de covid-19, consistente en transferencias directas a través de tarjetas de débito a poblaciones vulnerables y con condiciones de salud preexistentes, que actualmente alcanza a 114.000 personas.

Por otro lado, en el marco del régimen de reducción de los subsidios a la energía que se implementa a nivel nacional, este financiamiento servirá para mitigar el impacto de la medida en 1,6 millones de usuarios vulnerables y otros 189.000 hogares de barrios informales que se conectan a través de medidores comunitarios.

Además, el proyecto apoyará a la provincia para hacer más eficiente la gestión del esquema de tarifa social, indicó el BM.

Dejá tu comentario