Edición Impresa

Bodyguard: trama política con tensión sexual

Bodyguard cuenta la historia de David Budd (Richard Madden), un heroico pero volátil veterano de guerra que trabaja como oficial especial de protección en la Policía de Londres. Cuando se lo asigna para proteger a la ambiciosa y poderosa secretaria de Interior, Julia Montague (Keeley Hawes), cuya política representa todo lo que desprecia, Budd se nubla entre su deber y sus creencias.

Madden, de 32 años, quien ha sido nominado para un Globo de Oro por su papel, contó hace poco que no disfrutó de hacer la serie ya que “pasé muchas noches sin dormir, y estaba tan cansado que después no sentí ganas de actuar otra vez. No vi a ninguno de mis amigos durante meses”.

Serie

La serie tiene un gran principio y un tenso final, la firma de seguridad de la BBC y un duelo actoral al nivel de lo que se exige. En el Reino Unido arrasó con más de 10,4 millones de espectadores y se convirtió en el mayor fenómeno de ficción de la televisión en los últimos años.

Fuera de la estructura tradicional, Bodyguard consigue mantener todo tipo de tensiones siempre en estado de alerta. Desde su toque político hasta el suspenso latente pasando por la cuota sexual. Vale la pena llegar al final para terminar de comprender su fuerza.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario