Edición Impresa

Boldt: ni la devaluación le alcanza para mejorar

Objeto social: "Casinos, seguridad vial, etc."

Tres meses atrás nos alertaba de la corrida cambiaria, la elevada inflación y tasas de interés y un marco económico que "implicara un gran desafío para la Compañía", "..., márgenes de rentabilidad más acotados,...", etc. Ahora nos habla de un nuevo embate tras la finalización del nonamestre, "manifestándose en una corrida cambiaria de magnitud cuyos principales actores del mercado no esperaban" (confiamos en que los lectores sabrán interpretar este párrafo), siendo más explícita más adelante cuando dice "Este nuevo escenario de país con un menor poder adquisitivo de su población implicará un gran desafío para la compañía".



Como hecho destacado, nos pone al tanto de su presentación en la licitación de los Casinos de Buenos Aires, clave en su negocio, si bien nada dice de la decisión judicial de segunda instancia de mantenerle la clausura del Casino de Mar del Plata o de la demora en la apertura de los sobres. Cuando pasamos al contable, la vemos en estos nueve meses con los costos de lo que vendió creciendo (27%) más que lo que lo hicieron los ingresos (25%), lo que le significó arrancar con un bruto de $741 millones (25% más que lo que ganaba doce meses antes) que no alcanza a compensar el incremento inflacionario del periodo (31.13%). Luego el menor aporte de los otros (-19%), y el incremento de los gastos de comercialización y administración la dejan con un saldo operativo de $448 millones, apenas 21% más que lo que lograba a julio de 2017. Si bien la devaluación del periodo -vía la diferencia de cambio- le permite anotar un resultado financiero 235% mayor al previo, el resultado de sus vinculadas (de $139 millones a favor paso a $73 millones en contra) y la más "normal" mordida del fisco (de 27% a 33%) la dejan con un neto de $404.842.105, 4% inferior al de 2017 (con integrales $638 millones, +29%).





El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario