Mundo

Bolsonaro abochorna ahora a Brasil al burlarse de la esposa de Macron

"Creo que los brasileños, que son un gran pueblo, tienen un poco de vergüenza. Espero que tengan pronto un presidente que esté a la altura", le respondió el francés en una conferencia de prensa.

Brasilia y París - Enfrentados por las arrasadoras quemas en la Amazonia, que llevaron a Francia a denunciar un incumplimiento brasileño de sus deberes ambientales y a afirmar que, por esa causa, vetará el acuerdo de libre comercio Mercosur-Unión Europea, Jair Bolsonaro y Emmanuel Macron protagonizaron ayer un nuevo capítulo de su enfrentamiento, esta vez de modo personal. El primero se burló en las redes sociales del aspecto de la esposa del segundo, algo que llevó al segundo a señalar públicamente que el pueblo brasileño debe sentir “vergüenza” de su presidente.

Todo comenzó el sábado, cuando un usuario publicó en Facebook un montaje fotográfico de las dos parejas -la de Bolsonaro y su esposa Michelle, de 37 años, y la de Macron y su mujer Brigitte, de 66- junto a un título -“Es la envidia de Macron, ¿lo podés creer?”- y una pregunta: “¿Ahora entendés por qué Macron persigue a Bolsonaro?”.

El mensaje no habría trascendido de no ser porque entre sus comentarios, según mostró el diario O Globo, figura uno del propio jefe de Estado brasileño: “No humilles al tipo, jajaja” (ver foto).

“Creo que los brasileños, que son un gran pueblo, tienen un poco de vergüenza de ver ese comportamiento y esperan que cuando uno es presidente se comporte bien con los otros”, dijo Macron ayer en una rueda de prensa durante la cumbre del Grupo de los Siete (G-7) en Biarritz, sudoeste de Francia.

Bolsonaro hizo “declaraciones extraordinariamente irrespetuosas sobre mi mujer. ¿Qué puedo decir? Es triste. Es triste, pero sobre todo es triste para él y para los brasileños”, añadió el mandatario francés.

“Como tengo mucha amistad y respeto por los brasileños. Espero que tengan pronto un presidente que esté a la altura”, añadió.

En la lista de desplantes de Bolsonaro, Macron incluyó que haya dejado plantado de modo totalmente descortés a su ministro de Relaciones Exteriores, Jean-Yves le Drian.

Para manifestar su rechazo a que Le Drian se haya reunido con oenegés ecologistas, Bolsonaro canceló esa reunión a último momento, para luego colgar en las redes sociales una foto suya en la peluquería precisamente a la hora prevista para la cita anulada.

“Lo vi (a Bolsonaro) una primera vez. Entonces me dijo con una mano en el corazón ‘haré todo lo posible a favor de la reforestación y los compromisos de los acuerdos de París (de la UE) con el Mercosur’”, señaló ayer Macron, visiblemente enojado. “Quince días después se encontraba haciendo todo lo contrario, despidiendo científicos. Se puede decir que no me dijo la verdad”, añadió.

Se refirió así al despido del hasta entonces titular del Instituto Nacional de Investigación Espacial (INPE), Ricardo Galvão, por haber denunciado un aumento vertiginoso de la depredación de la Amazonia debido al relajamiento de los controles del Gobierno a la acción de agricultores y madereros que arrasan terrenos para apropiarse ilegalmente de ellos.

En Brasil los internautas crearon en Twitter la etiqueta #calabocabolsonaro (#calllatebolsonaro) en el que se han multiplicado los ataques al mandatario.

Para empeorar las cosas, el ministro de Educación brasileño, Abraham Weintraub, calificó el domingo a Macron de “calhorda”, un término que puede traducirse como “imbécil”.

La controversia estalló al concoerse el aumento del 85% de los incendios forestales que destruyen parte de la Amazonia registrado este año, algo que Macron atribuyó a las cuestionadas políticas ambientales de Bolsonaro.

El jueves el brasileño dijo que Macron buscaba provecho político personal con su decisión de pedir que la Cumbre del G-7 abordara con urgencia la “crisis internacional” provocada por los incendios.

“Lamento que el presidente Macron busque instrumentalizar un asunto interno de Brasil y de los otros países amazónicos para obtener beneficios políticos personales”, dijo el ultraderechista brasileño.

“El tono sensacionalista con el que se refiere a la Amazonia (usando hasta fotos falsas) no contribuye en nada en la solución del problema”, agregó el mandatario brasileño en un mensaje que publicó en su cuenta en Twitter y en el que calificó la actitud francesa como un reflejo de “una mentalidad colonial que ya no tiene lugar en el siglo XXI”.

El viernes, en respuesta, Macron anunció que desconocerá el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur en caso de que Brasil no cumpla con sus compromisos ambientales, entre los cuales detener la deforestación de la Amazonia.

Asimismo, aclaró que la Guyana Francesa es un departamento de su país y que por eso el desastre ambiental, que excede a Brasil, concierne directamente a su Gobierno.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario