Mundo

Bolsonaro afirmó que no vetará la fusión de Embraer y Boeing

El mandatario de Brasil sostuvo que los intereses de la nación están "preservados". Ocurre luego de cuestionamientos dentro del gabinete entre quienes sostienen una posición proestadounidense y aquellos cercanos al ala nacionalista militar.

El presidente de Brasil, el ultraderechista Jair Bolsonaro, anunció este jueves que no vetará la fusión del fabricante nacional de aviones Embraer y el gigante estadounidense Boeing al considerar "preservados" los intereses de la nación.

Bolsonaro, que asumió el cargo el pasado 1 de enero, se reunió con varios representantes de su gabinete para discutir este acuerdo valorado en u$s 5.260 millones, y decidió darle luz verde, según la nota publicada por la Presidencia del República al final de la tarde.

Embraer acordó en diciembre pasado los términos por los que venderá el 80% de la compañía de aviación a Boeing. “Los términos aprobados definen la empresa conjunta que comprende las operaciones de aeronaves comerciales y servicios de Embraer, en la que Boeing tendrá una participación del 80% y Embraer tendrá el 20% restante”, dice el acuerdo.

El Gobierno de Brasil posee lo que se conoce como una “acción de oro” en la compañía, por lo cual tiene posición de veto en caso de desear invalidar la fusión. Dentro del Ejecutivo de Bolsonaro circuló la incógnita sobre si sería aceptada la fusión, ya que existen dos posiciones: por un lado la mirada proestadounidense cercana al acuerdo, y por otro la nacionalista perteneciente a los militares, que entienden a Embraer como una empresa clave.

"El presidente fue informado de que fueron evaluados minuciosamente los diversos escenarios y que la propuesta final preserva la soberanía y los intereses nacionales. En ese contexto, no será ejercido el poder de veto (golden share) al negocio", afirma el comunicado.

El exmilitar tuiteó igualmente una foto de la reunión en su cuenta y ratificó el anuncio. "Quedó claro que la soberanía y los intereses de la nación están preservados. La unión no se opone a la continuidad del proceso", escribió.

Embed

Pocos minutos después, ambas empresas saludaron el anuncio en un comunicado conjunto.

"Embraer y Boeing saludan la aprobación del gobierno de Brasil de la asociación estratégica que posicionará ambas compañías para acelerar el crecimiento en los mercados globales aeroespaciales", indica la nota.

Idas y vueltas

La semana pasada, Bolsonaro se había dicho partidario, pero con reticencias, de la operación.

"Sería muy buena esa fusión, pero nosotros no podemos, como está en la última propuesta, (dejar) que de aquí a cinco años todo pueda ser transferido hacia el otro lado", declaró el mandatario el pasado viernes, al ser consultado sobre el tema.

"Nuestra preocupación es esa, es nuestro patrimonio. Conocemos la necesidad de esa fusión", pero existe el temor de que "la competitividad (de Embraer) acabe por perderse" con la operación, agregó.

Las declaraciones de la semana pasada impactaron los mercados, derrumbando las acciones ordinarias de Embraer 5,30% minutos antes del cierre de la Bolsa de Sao Paulo.

El acuerdo prevé que Boeing asuma el control de las actividades civiles de Embraer por 4.200 millones de dólares, lo cual le permitirá controlar el 80% del capital del nuevo grupo. El 20% restante quedará en manos de la firma brasileña.

Eso le permitirá a Boeing ofrecer aviones con capacidad de hasta 150 asientos, un mercado en el que no compite.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario