Mundo

Bolsonaro cruzó a referente legal: "Le cuento cómo desapareció su padre"

San Pablo - “Si quiere, le cuento cómo desapareció su papá”, dijo el presidente brasileño Jair Bolsonaro al referirse al padre de la máxima autoridad del prestigioso colegio de abogados de Brasil (OAB), desaparecido desde 1974 durante la dictadura militar (1964-85).

Bolsonaro acusó a la orden de abogados de obstruir la investigación sobre la tentativa de asesinato que sufrió el año pasado cuando un individuo lo apuñaló en el abdomen y personalizó sus críticas en el presidente de la entidad, Felipe Santa Cruz. “Un día si el presidente de la OAB quiere saber cómo su papá desapareció en el período militar, le cuento. No va a querer oír la verdad. Se lo cuento”, dijo el jefe de Estado, un excapitán que siempre defendió a la dictadura y sus métodos de tortura.

Bolsonaro afirmó que Fernando Santa Cruz, padre del actual titular de la OAB, fue miembro de grupos de resistencia armada. “Su padre integró Acción Popular, el grupo más sanguinario y violento de la guerrilla de Pernambuco y vino a desaparecer en Río de Janeiro”, ironizó.

Poco después, dijo en un vídeo publicado en Facebook que Fernando Santa Cruz murió en un ajuste de cuentas interno de la izquierda. “Es muy fácil culpar a los militares por todo lo que ocurre”, declaró.

Fernando Santa Cruz era militante del movimiento estudiantil Acción Popular. Desapareció en 1974, cuando tenía 26 años, en Río de Janeiro. Su muerte fue atribuida al régimen militar por la Comisión de la Verdad que estudió durante tres años las denuncias sobre aquel periodo.

El mandatario “volvió a demostrar rasgos de carácter graves en un gobernante: la crueldad y la falta de empatía”, respondió en una nota Felipe Santa Cruz.

Amnistía internacional pidió que Bolsonaro fuera juzgado por sus declaraciones.

“Es terrible que el hijo de un desaparecido por el régimen militar tenga que oír del presidente de Brasil, que debería ser el máximo defensor del respeto y de la justicia en el país, declaraciones tan duras”, dijo en un comunicado Jurema Werneck, directora ejecutiva de la organización en Brasil.

Bolsonaro estuvo al borde de la muerte en septiembre, tras ser apuñalado en el abdomen en un mitin electoral.

La justicia determinó el mes pasado la absolución penal y la internación psiquiátrica del autor del atentado, Adélio Bispo. Bolsonaro siempre sostuvo que fue víctima de un atentado tramado y recalca que se ignora quién pago los gastos de abogados de Bispo. “¿Por qué la OAB impidió que (se pueda investigar) el teléfono de uno de los carísimos abogados que defendió a Adelio Bispo?”, se preguntó ayer el presidente, durante sus declaraciones en la mañana de ayer en el Palacio de Alvorada.

Según la Comisión Nacional de la Verdad, la dictadura fue responsable de 434 muertes y desapariciones. Ese saldo no incluye a las numerosas muertes de indígenas y campesinos resultantes de conflictos por la tierra.

El fin de semana, otros dichos de Bolsonaro habían generado repudio: el presidente brasileño había sugerido que el periodista Glenn Greenwald, editor del sitio The Intercept, podría ir preso por difundir los chats del exjuez Sergio Moro.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario