Mundo

Bolsonaro dejó caer un polémico pacto y salvó a Abdo de la destitución

El presidente paraguayo enfrentaba un pedido de juicio político de la oposición y rebeldes de su partido por un acuerdo sobre Itaipú.

Asunción - Paraguay y Brasil decidieron dejar sin efecto un acuerdo bilateral para la distribución de energía de la hidroeléctrica Itaipú suscrito en mayo, que desencadenó una crisis política que puso en riesgo el Gobierno del presidente conservador Mario Abdo.

El documento “se devolverá a las instancias técnicas para la negociación sobre la contratación de energía eléctrica de la Itaipú Binacional”, expresó un comunicado oficial ayer.

La solicitud de dejar sin efecto el acta bilateral procedió del Gobierno de Abdo, tras el rechazo que provocó en Paraguay y que llevó a la oposición a anunciar que iba a pedir un juicio político para su destitución.

Tras la anulación, ese pedido -que debe realizarse ante el Congreso- perdió fuerza.

“Nos retiramos de la intención de iniciar el juicio político contra el Presidente de la República. Creemos que con el documento que deja sin efecto el acta bilateral, el daño está reparado”, anunció en su cuenta de Twitter el diputado oficialista disidente Pedro Alliana.

“Estamos con la postura de no avanzar con el proceso de juicio político, por lo menos por el momento”, remarcó el político, referente del exmandatario Horacio Cartes que lidera el ala liberal del Partido Colorado, mientras que Abdo representa el sector conservador que reivindica la figura del dictador Alfredo Stroessner.

Sin los disidentes de la fuerza gubernamental, los opositores liberales y la izquierda no cuentan con los votos necesarios para destituir al presidente.

Después de 24 horas sin aparecer públicamente, Abdo emitió ayer un mensaje a la nación, en el cual agradeció a quienes lo apoyaron en la crisis, en particular el presidente brasileño, Jair Bolsonaro. “La democracia triunfó”, dijo.

El mandatario brasileño había dicho el miércoles que la relación con Paraguay “es excepcional, excelente” y se declaró dispuesto “a hacer justicia en ese tema de Itaipú Binacional, que es importantísimo”.

La Cancillería brasileña ratificó su respaldo ayer en un comunicado en el que destacó “la convergencia de valores” entre ambos gobiernos y deseó un desenlace “sin quiebre del orden democrático”.

La crisis se desató la semana pasada cuando se conoció un acuerdo entre ambos gobiernos realizado en mayo por el cual Paraguay aceptaba pagar más por la energía que compra a Itaipú. algo que, según expertos, hubiese causado un perjuicio superior a 200 millones de dólares para Asunción.

La hidroeléctrica, considerada la segunda más grande del mundo, ofrece energía a través de una vía llamada “segura”, cuyo precio es de 40 dólares por megavatio, y otra por la que vende el excedente, cuyo valor es menor, 6 dólares, por ser de disponibilidad variable. Paraguay históricamente ha adquirido energía a través de este último mecanismo y, a su vez, vendía a través de la empresas Ande la energía que no utiliza a compañías brasileñas por un precio mayor, algo a lo que el acuerdo de mayo ponía fin.

La crisis desatada por el acuerdo obligó el lunes a Luis Castiglioni a renunciar a su cargo como canciller de Paraguay. Junto con él presentaron la dimisión otros tres funcionarios.

Las autoridades de ambos países ordenaron que las instancias técnicas retomen las reuniones para definir el cronograma de potencia contratada por la compañía brasileña Eletrobras y la paraguaya Ande para la distribución de la energía de la hidroeléctrica binacional Itaipú a los dos países en el período 2019-2022.

Los paraguayos consideran que Brasil paga un precio irrisorio por la energía que le vende su socio y vecino. “Reclamamos el pago a precio de mercado”, dijo Ricardo Canese, un especialista en la hidroeléctrica y parlamentario perteneciente al izquierdista Frente Guasú (Frente Amplio).

“Este asunto es tan sensible para los paraguayos que debió ser tratado directamente entre Abdo y Bolsonaro”, destacó el analista brasileño Hiram Pessoa de Melo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario