Mundo

Bolsonaro desplegó la Marina para contener el derrame de crudo en el norte de Brasil

La "inédita" expansión de la mancha continuaba y ya había llegado a una reserva de ballenas. El Gobierno acusa a un carguero griego que transportaba petróleo venezolano.

Brasilia y Río de Janeiro - El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ordenó el envío de buques de la Marina a la zona afectada por un derrame de petróleo de características “inéditas”, según un almirante, que no pudo precisar cuándo concluirá la expansión de la mancha.

“Lo peor está por venir. La catástrofe es aún más grande”, aseguró el jefe de Estado quien, tras las críticas, aseguró que el gobierno “no demoró” en dar respuesta al derrame.

Por su parte, el almirante Leonardo Puntel, aseguró que “no se tiene noticia en el mundo de una situación ambiental como esta”. El uniformado explicó que es “muy difícil en estos momentos” hacer una previsión de hasta dónde y por cuánto tiempo continuará expandiéndose el hidrocarburo que ha causado estragos en las costas del nordeste, visitadas por miles de turistas extranjeros en la temporada estival, que comenzará dentro de poco más de un mes.

El petróleo “navega en las corrientes marinas que no siguen una dirección única porque trazan caminos sinuosos”. “Es difícil decir con precisión a dónde irá. Sabemos, eso sí, que una parte de la mancha siguió hacia el Caribe y otra hacia el sur, en Brasil”, señaló el almirante. Agregó que “como las manchas navegan debajo del agua, cerca un metro o un metro y medio, no son advertidas a simple vista y los radares no las detectan; solo se ven cuando llegan a las playas”.

Puntel es el coordinador del Grupo de Seguimiento de las Manchas de Petróleo, en el que también participan otros organismos, como los ministerios de Defensa y de Medio Ambiente. Seis aeronaves y dos mil hombres de la Marina, entre ellos unos 700 fusileros navales, partieron ayer rumbo al nordeste, donde ya desde la semana pasada soldados del Ejército trabajan en la limpieza de las costas.

El crudo llegó este fin de semana al Parque Nacional Marino dos Abrollhos, un archipiélago en el estado de Bahía donde recalan las ballenas Jubarte y que cuenta con 1.300 especies vegetales y animales, además de albergar bancos de corales, como los “de fuego”, un tipo que está amenazado de extinción.

La Policía Federal investiga a un buque de bandera griega, llamado Bouboulina, propiedad de la empresa Delta Tankers LTD y cargado con petróleo venezolano, como el presunto responsable del que ha sido calificado como el “mayor desastre ecológico” de la historia en la costa brasileña.

Según Bolsonaro, “todos los indicios” apuntan a ese petrolero griego, aunque la compañía dueña del barco lo niega.

Las pesquisas indican que el derramamiento de crudo, del que aún se desconoce si fue accidental o intencionado, ocurrió a unos 700 kilómetros de la costa brasileña “entre los días 28 y 29 de julio”. Según la Policía Federal, solo ese buque de bandera griega pasó por esa región en las fechas indicadas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario