Bolsonaro removió al ministro de Energía tras la suba de combustibles

Edición Impresa

Reemplazó al almirante Bento Albuquerque, quien lo acompañaba desde su asunción, por un asesor del ministro Guedes.

Brasilia -El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, prescindió ayer del ministro de Minas y Energía, Bento Albuquerque, en el cargo desde el inicio de su gestión, tras nuevos aumentos en combustible por parte de Petrobras.

La decisión fue tomada “a pedido” del propio ministro, de acuerdo con la breve nota firmada por Bolsonaro, quien designó en la cartera a Adolfo Sachsida, hasta ahora asesor del ministerio de Economía. “La decisión de dejar el Ministerio de Minas y Energía fue de carácter personal y tomada en una reunión entre él (Albuquerque) y el presidente, de forma consensuada”, insistió el ministerio en un comunicado, pese a que medios locales atribuyeron a Bolsonaro el cambio. En la nota, el exministro indicó que “se enorgullece de haber participado del Gobierno del Presidente Bolsonaro, que continúa contando con su lealtad”.

El jueves pasado Bolsonaro había arremetido de nuevo contra Petrobras al asegurar que sus ganancias son “una violación”, poco antes de que se publicaran unos excelentes resultados trimestrales.

El presidente pidió a Albuquerque y al nuevo presidente de la compañía, José Mauro Coelho, que no aumentaran los precios de los combustibles porque el lucro de la empresa es “abusivo”.

Sin embargo, el ministerio no tiene incidencia directa sobre las decisiones de la compañía paraestatal, que es autónoma por ley y responde a sus intereses institucionales y de sus accionistas.

Por su parte, Petrobras anunció el lunes un nuevo aumento de los precios del diésel, del 8,8%, para ajustarse al mercado internacional. Las constantes subidas de precios en los combustibles preocupan a Bolsonaro, quien buscará la reelección en los comicios de octubre. El índice de inflación de abril, difundido ayer, fue impulsado nuevamente por esa categoría, que trepó 3,2% en el mes -más que triplicando el índice general- y 33,24% en los últimos 12 meses.

El propio mandatario fue quien recomendó como presidente de Petrobras a Coelho, exfuncionario del ministerio que lideraba Albuquerque y considerado uno de sus hombres de confianza, luego de echar a Joaquim Silva e Luna por las alzas que impactan directamente en los bolsillos de los consumidores.

Coelho asumió la conducción de Petrobras en abril y aseguró que no habría cambios en su política de precios, que sigue la cotización internacional del crudo, disparada en los últimos meses por la guerra entre Rusia y Ucrania. La petrolera, que controla el mercado local y cuenta con el Estado como mayor accionista, reportó un lucro neto de 44.561 millones de reales (8.605 millones de dólares) entre enero y marzo, lo que supone unas 38 veces lo obtenido en el primer trimestre de 2021.

En ese contexto, una encuesta de la consultora Quaest para el Banco Genial reveló que líder opositor y expresidente Luiz Inácio Lula da Silva podría vencer en primera vuelta a Bolsonaro en las elecciones del 2 de octubre, al obtener más del 50% de los votos válidos.

La encuesta, la primera en el año que da como ganador a Lula en primera vuelta, contrasta con otra telefónica divulgada ayer, del instituto MDA, que mostró un avance de tres puntos en un mes de Bolsonaro, que se habría quedado con los votos de los que se inclinaban por el exjuez Sérgio Moro, que desistió de su candidatura a la presidencia.

Dejá tu comentario