Mundo

Bolsonaro se aleja de sus aliados y amenaza con formar su propio partido

Sus críticos afirman que busca distanciarse de un escándalo de corrupción que golpea al oficialista PSL. Pero sus decisiones profundizan las grietas dentro de su Gobierno, ahora con el ministro de Justicia, Sérgio Moro.

Brasilia - El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, amenaza romper con su agrupación, el Partido Social Liberal (PSL), en medio de un escándalo por financiamiento de campaña y divergencias con varios aliados. De acuerdo con versiones de prensa, el ultraderechista trabaja en la creación de su propia agrupación, que se llamaría Conservadores.

Desde hace meses Bolsonaro y sus tres hijos, con los que forma lo que la prensa denominó como un “clan” político, han manifestado la intención de salir del PSL, pero el quiebre pareció precipitarse en las últimas horas de ayer.

Esto ocurrió cuando el Presidente le dijo a un simpatizante del PSL que el titular de esa agrupación, Luciano Bivar, ya “está quemado”. Ante semejante calificación, Bivar indicó a los medios que el mandatario está prácticamente “fuera” del partido.

Y, según trascendió, Bivar habría comentado que Bolsonaro no se iría del PSL por razones ideológicas sino porque quiere tomar distancia de un escándalo de financiamiento ilegal de la campaña de 2018 cuando, según una investigación de la Policía Federal, hubo aparente “desvío de dinero” y otras irregularidades.

Ese caso, al parecer, tiene preocupado al presidente porque podría dar lugar a un proceso en el Tribunal Superior Electoral, donde ya fue presentada una denuncia por las presuntas fake news (noticias falsas) divulgadas desde el cuartel general del mandatario en los comicios del año pasado.

Los choques entre el Jefe de Estado y sus aliados han estado a la orden del día desde que comenzó el Gobierno, en enero de este año. En ese contexto sus hijos llegaron a insultar al vicepresidente Hamilton Mourao y al ex secretario general de la Presidencia, Gustavo Bebianno, que fue despedido del gobierno hace seis meses.

Bolsonaro es “un tipo irresponsable” que trabaja con la lógica de la permanente confrontación lo que deriva en que siempre “termine solo”, declaró ayer Babianno ante esta nueva crisis.

Las divergencias más recientes de Bolsonaro fueron con su “súper ministro” de Justicia y Seguridad Pública, el exjuez.

Sergio Moro, quien no ha disimulado su disgusto y hasta la posibilidad de dejar el gobierno. Para hacer ver su contrariedad con Bolsonaro, el ministro de Justicia cenó en la noche del martes con Bivar.

“Nunca se sabe cual será el próximo escándalo de Bolsonaro, nunca le gustaron los partidos y siempre gustó del gobierno militar, con esta última pelea y su posible salida del PSL está siendo coherente con su proyecto populista”, afirmó en la radio Bandeirantes el comentarista Carlos Andreazza. Con todo, el analista sostuvo que “nadie puede apostar” a lo que hará Bolsonaro.

Puede permanecer en el PSL como “caudillo absoluto”, cambiar de partido o crear uno nuevo, como propone su hijo, el diputado Eduardo Bolsonaro, el más votado de Brasil en los comicios del año pasado.

Eduardo Bolsonaro, comenzó a trabajar con asesores sobre la idea de fundar la agrupación Conservadores para lo cual ya se hicieron algunos borradores de estatuto y bases programáticas, informó ayer el diario O Globo. Un documento preliminar define al conjunto como un partido defensor de “la moralidad cristiana, el inicio de la vida a partir de la concepción, la libertad y la propiedad privada”.

Mientras tanto, el tercero de los hijos del mandatario, titular de la Comisión de Exteriores y Defensa de la Cámara baja, anunció que a fin de mes se realizará en Brasil un encuentro de la Conferencia de Acción Política Conservadores en la que participan organizaciones de derecha y ultraderecha de varios países.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario