Finanzas

Bonos en dólares, en picada: cayeron hasta 2,3% por dudas electorales y contexto global

Los títulos públicos extendieron su racha negativa, mientras que el riesgo país dio un nuevo paso hacia arriba. En cambio, con gran selectividad, el Merval repuntó un 0,6% hasta las 30.941,09 unidades.

Presionados por las dudas que genera entre los inversores el próximo año electoral, más un entorno global volátil, los principales bonos en dólares mantuvieron este martes su tendencia bajista, y en ciertos casos registraron mermas superiores al 2%, tanto los que cotizan en pesos, como los nominados en moneda dura, mientras que el riesgo país siguió escalando algunas posiciones hasta alcanzar un nuevo máximo en más de tres meses.

Los títulos soberanos argentinos han venido deteriorándose lentamente en las últimas semanas, por un contexto internacional que se tornó muy volátil y por causas estrictamente domésticas, lo que hace que no aparezcan grandes compradores, explican en el mercado.

Los títulos más golpeados fueron el Discount bajo ley local (DICA) y el Argentina 2027 (A2E7), que cayeron un 2,3%; mientras entre los más negociados, el Bonar 2020 (AO20) cedió un 1,1%; y el Bonar 2014 (AY24) perdió un 1%.

En tanto, los cotizados en dólares siguieron la misma línea y perdieron hasta 1,6%. En este contexto, el riesgo país argentino subió seis unidades hasta los 757 puntos básicos.

De acuerdo a fuentes del mercado, algunos inversores, principalmente del exterior, parecerían estar más inclinados, bajo el actual incierto y volátil panorama global y local, a aprovechar cualquier recomposición en las cotizaciones para continuar descargando posiciones, lo cual deja a los bonos especialmente bajo una adversa posición técnica para reducir el alto riesgo país.

“Hay una incertidumbre total sobre Argentina, por el año electoral que se viene y, sobre todo, porque las encuestas muestran un empate técnico entre Cristina y Macri”, comentó a ámbito.com Leonardo Svirsky, analista de Bull Market Brokers.

Con el cierre del año, hay pocos negocios y algunos aprovechan para hacerse de liquidez y quedarse invertidos en muy corto plazo, explican fuentes del mercado. “De cara a lo que viene, en el corto plazo no debería pasar nada, porque con todos los desembolsos que haga el FMI estaría más que garantizado el pago de todos los vencimientos de 2019”, agregó

En el ámbito local, también impacta la reglamentación del impuesto a la renta financiera, lo que hace que los inversores minoristas no giren más dinero a las cuentas comitentes. “En un año de fuertes pérdidas que se cobren tributos sobre utilidades que no son tales, hace que los inversores le escapen al financiamiento del estado”, indicó a este medio Rafael Di Giorno, director de Proficio Investment.

En el corto plazo, habrá que ver si el Gobierno va cumpliendo las metas fiscales, para ver si en algún momento logra ganar nuevamente la confianza del mercado, completó Di Giorno.

Merval

Con gran selectividad y pese a la cautela reinante entre los inversores, la bolsa porteña rebotó este martes apuntalada por las acciones del segmento financiero, luego de dos caídas consecutivas que alentaron las compras de oportunidad, en línea a una mejora de los mercados regionales.

Bajo un entorno de pocos negocios, el índice Merval de Bolsas y Mercados Argentinos subió un 0,6%, a 30.941,09 puntos, al compás de los avatares externos, luego de caer un 4,1% en las anteriores dos ruedas.

Las subas más destacadas las anotaron las acciones del Grupo Financiero Galicia (+4,7%); de Banco Francés (+2,3%); y del Grupo Supervielle (+2,1%).

En sentido contrario, lideraron las bajas los papeles de Comercial del Plata (-2,8%); de YPF (-2,2%); y de Grupo Financiero Valores (-2%).

El volumen transado en acciones alcanzó apenas los $ 524,6 millones. A pesar de que la plaza local terminó en terreno positivo, se registraron muchas más bajas (43) que subas (30), mientras que 14 acciones permanecieron sin cambios.

Los inversores se mantuvieron atentos a la volatilidad externa de los mercados, afectados por las tensiones comerciales entre estadounidenses y chinos, más el elevado nivel del riesgo país argentino.

Los analistas miran de cerca los soportes claves del Merval, que en caso de quebrarse presagian un futuro más complejo aún para el índice. "Un soporte clave de corto plazo lo ubicamos en el cruce de las medias cortas y larga en la zona de 29.995/30.000 puntos (de Merval), y de perforase encontramos el nivel de 27.700 o en su defecto el mínimo de agosto en 25600", dijo Sabrina Corujo directora de Portfolio Personal Inversiones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario