Edición Impresa

Boris Johnson dijo que no pagará a la UE por el "brexit"

Londres- El exalcalde de Londres y uno de los candidatos en carrera para convertirse en primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, dijo ayer que si llega a ese cargo se negará a pagar las cuentas del divorcio de la Unión Europea, sin un nuevo acuerdo sobre el “brexit”.

Así, casi colocando sobre la mesa el “arma” del dinero, el favorito entre los 11 candidatos en carrera para suceder a Theresa May en el liderazgo del Partido Conservador y próximo primer ministro, presentó un proyecto de su programa como aspirante a Downing Street.

Fuerte, por el apoyo creciente entre los notables conservadores, el ex jefe del Foreign Office se propone desde las columnas del Sunday Times como la garantía del respeto del resultado del referéndum de 2016 y de la salida de su país de la Unión Europea en la fecha de vencimiento de la prórroga, el 31 de octubre, sin más dilaciones, “con o sin acuerdo”.

El objetivo, aseguró, es el de lograr un mejor acuerdo con Bruselas, poniendo el acento no tanto en el acuerdo de receso (que los 27 dijeron que consideran inmodificable) sino en la declaración adjunta sobre las futuras relaciones.

Y es precisamente en referencia a las relaciones futuras que no duda en cuestionar, al menos de palabra, el pago de los 39.000 millones de libras (más de 40.000 millones de euros) firmados por el gobierno de May como liquidación de los reclamos pendientes para dejar el club europeo.

“Nuestros amigos y socios deben comprender que este dinero permanecerá custodiado aquí hasta que tengamos mayor claridad sobre el camino del futuro”, sostuvo Johnson. Además, hizo un guiño hacia “un buen acuerdo, en el que el dinero es un excelente disolvente y un mejor lubricante”.

Por lo demás, Johnson evitó actitudes muy radicales sobre el escenario interno. A tal punto que se dedicó a desempolvar los recuerdos de sus estudios clásicos en Eton y Oxford y prometió ser la mejor carta para el electorado conservador y el “establishment” para llevar al país “hacia aguas tranquilas”.

En tanto, entre los adversarios crecen, en vista de las votaciones parlamentarias de las próximas dos semanas y del siguiente balotaje entre los inscriptos, las “cotizaciones” de alternativas moderadas.

Agencias ANSA y AFP

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario