Mundo

Boris Johnson ganó la interna tory y es el nuevo premier del Reino Unido

Como líder del partido mayoritario en el Parlamento, hoy mismo recibirá el encargo de la reina Isabel II para formar gobierno y suceder a Theresa May. El empresariado, alerta.

Londres - Boris Johnson, el hombre que lideró la campaña del brexit en el referéndum de 2016, ganó las internas del Partido Conservador y será el próximo primer ministro del Reino Unido. Tras su confirmación, insistió en que el país saldrá de la Unión Europea (UE) sin más dilaciones el 31 de octubre, con o sin acuerdo.

Johnson, de 55 años, logró 92.000 de los 150.000 votos de los afiliados conservadores y se impuso al actual ministro de Relaciones Exteriores, Jeremy Hunt.

Esta misma tarde recibirá de la reina Isabel II el encargo de formar un gobierno cuya tarea más acuciante será culminar la salida de la UE.

“Vamos a terminar el brexit el 31 de octubre”, dijo Johnson momentos después de haber sido declarado el ganador de la carrera por el liderazgo del Partido Conservador en un gran acto en un centro de convenciones próximo al Parlamento.

El negociador de la Unión Europea (UE) para el Brexit, Michel Barnier, reaccionó con frialdad y se limitó a señalar que espera “trabajar constructivamente con el primer ministro Boris Johnson cuando asuma el cargo, para facilitar la ratificación del Acuerdo de Retirada y lograr un brexit ordenado”.

También le felicitó vía Twitter el presidente estadounidense, Donald Trump (ver aparte). “Es un tipo diferente, pero dicen que yo también lo soy. Nos llevamos bien. Creo que tendremos una muy buena relación”, había dicho Trump hace una semana.

El presidente francés, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, lo felicitaron y dijeron estar dispuestos a trabajar con él, al igual que la próxima presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen.

La agenda de Johnson se ve complicada por el peligroso conflicto con Irán por la captura de petroleros británicos en el golfo Pérsico.

“Irán no busca la confrontación. Pero tenemos 1.500 millas de costa en el golfo Pérsico. Son nuestras aguas y las protegeremos”, dijo el ministro de Exteriores iraní Mohammad Javad Zarif tras felicitar a Johnson.

El próximo primer ministro, un admirador de Winston Churchill que gusta y asusta en igual medida, cumple la ambición de toda su vida de dirigir el Reino Unido, en uno de sus momentos más delicados desde la Segunda Guerra Mundial.

Los británicos siguen debatiendo amargamente las consecuencias de su decisión de 2016 de abandonar la UE, hecho del cual el nuevo premier fue un impulsor clave.

Johnson lleva tiempo prometiendo sacar al país de la UE antes del plazo establecido después de 46 años de estrechos vínculos políticos y económicos, y dijo que iba a hacerlo con o sin acuerdo.

Sin embargo, el texto que está sobre la mesa, negociado entre los 27 socios europeos y la saliente Theresa May, y rechazado por el Parlamento británico, no se toca, ya advirtieron en Bruselas.

Si bien el futuro primer ministro sedujo a una amplia mayoría de los militantes conservadores, militantes anti-brexit manifestaron ayer su decepción. “Este país se volvió loco”, dijo Suzanna Licey, de 57 años, calificándolo de “mentirosos, embustero y misógino”.

“Boris Johnson obtuvo el apoyo de menos de 100.000 miembro del Partido Conservador no electos, pero no obtuvo el apoyo de nuestro país”, reaccionó Jeremy Corbyn el jefe de Laborista, principal partido de oposición, en Twitter.

Los próximos pasos de Johnson influirán en el destino de las generaciones británicas venideras y en el rumbo inmediato de la economía europea en conjunto.

Algunos expertos predicen que podría durar apenas unos meses en el cargo.

La libra está cerca de su mínimo en dos años frente al dólar y al euro -aunque se recuperó parcialmente tras la victoria de Johnson-, en gran parte por temor a una ruptura sin acuerdo que afectaría a numerosas empresas.

El nuevo primer ministro toma el relevo con una precaria mayoría conservadora en la Cámara de los Comunes del Parlamento.

Una mayoría que se redujo a solo dos diputados el lunes tras la suspensión de Charlie Elphicke -acusado de tres cargos de agresión sexual- de las filas tories.

El nombramiento de Johnson provocó que el ministro de Finanzas, Philip Hammond, y varios de sus colegas anunciaran que dimitirán, principalmente porque no comparten la posición de Johnson de salir de la UE sin acuerdo.

Alan Duncan dimitió como secretario de Estado para Europa y las Américas el lunes, y desafió abiertamente a Johnson.

Agencias AFP, Reuters y ANSA

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario