Economía

Brasil también prevé recortes

Río de Janeiro - El Banco Central de Brasil (BCB) podría atender finalmente los reclamos y recortar hoy en al menos 0,25 puntos porcentuales su tasa básica -en 6,5% desde marzo de 2018- para enfrentar la preocupante desaceleración de la mayor economía latinoamericana, según analistas. Una inflación bajo control, un crecimiento anémico y, sobre todo, el avance de la reforma de las jubilaciones -considerada como la primera medida para sanear las cuentas públicas- ofrecen “una ventana de oportunidades para empezar un ciclo” nuevo de recortes, afirma el economista Mauro Rochlin, profesor de la Fundación Getúlio Vargas (FGV) de Río de Janeiro.

La última encuesta semanal Focus de expectativas de mercado apuesta por una tasa Selic a 6,25% este mes y a 5,5% a fin de año. Y 25 de los 48 economistas consultados por el diario económico Valor creen que el recorte del miércoles será de 0,5 puntos porcentuales hasta el 6%. La expectativa de caída se refuerza con la posible baja de las tasas en Estados Unidos también programada para hoy. El BCB ha supeditado hasta ahora eventuales recortes a medidas de austeridad, ignorando los clamores por una flexibilización monetaria capaz de reactivar una economía que nunca terminó de despegar desde la recesión de 2015-2016 y arrastra 13 millones de desocupados. La institución emisora había realizado 12 recortes sucesivos de la Selic entre octubre de 2016 y marzo de 2018, llevándola de 14,25% a 6,5%, su mínimo histórico, y la mantuvo en ese nivel en las 10 reuniones que realizó desde entonces. El reciente voto de la Cámara de Diputados de un proyecto de reforma de las jubilaciones -que permitiría ahorrar unos 930.000 millones de reales (240.000 millones de dólares) en 10 años- debería volver más flexibles a los ‘halcones’ del BCB, aseguran numerosos analistas. La reforma debe aprobarse aún en segunda votación en la Cámara y luego en el Senado, pero pocos son los que temen una merma mayor del proyecto, que inicialmente preveía un ahorro de 1,2 billones de reales. El miércoles se verá si las expectativas tenían asidero o si fueron la ilusión de un salvavidas en una economía que en el primer trimestre del año se contrajo un 0,2% respecto al anterior, en su primera caída desde fines de 2016.

Agencia AFP

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario