Mundo

Brexit: sin acuerdo en el Parlamento, May pide una prórroga a la UE

La primera ministra británica ratificó que se llevará adelante la ruptura con la comunidad europea. Desde el bloque admitieron que es "posible" aceptar una "prórroga corta".

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, no consiguió la aprobación del Parlamento británico que se había impuesto como objetivo, pero igual pidió a la Unión Europea (UE) una prórroga de tres meses para ejecutar el Brexit, una propuesta que será debatida en una cumbre de jefes de Estado y gobierno del bloque europeo.

El presidente del Consejo Europeo y el hombre que liderará la cumbre de mañana, Donald Tusk, adelantó en un mensaje ante la prensa que "una prórroga corta será posible, pero será a condición de una votación positiva del acuerdo de salida por parte de la Cámara de los Comunes" la semana próxima, según transmitió por Twitter.

"Pese a que la creciente fatiga por el Brexit es visible y justificada, no podemos dejar de buscar hasta el último momento una resolución positiva, por supuesto sin abrir el Acuerdo de Salida", aclaró Tusk, dejando en claro que la UE no revisará o reformulará el acuerdo que negoció con el gobierno de May para reglamentar la salida de Reino Unido del bloque y que la premier británica no consigue aprobar en su Parlamento.

La semana pasada, May sufrió otra vez dos duras derrotas en la Cámara de los Comunes, la cámara baja del Parlamento británico, y no consiguió aprobar su acuerdo de Brexit.

Sin margen de maniobra y ante la cercanía del plazo establecido por ley para abandonar la UE, el próximo viernes 29, May aceptó pedir una prórroga de esa fecha a sus socios europeos.

La premier no solo no consiguió el apoyo de una mayoría parlamentaria, sino que no pudo siquiera someterlo a votación. Las autoridades de la cámara se negaron a votar lo mismo por tercera vez.

Entonces, May optó por saltearse ese paso y pedir directamente a la UE a través de una carta a Tusk una prórroga de tres meses para el inicio del Brexit y que apruebe unos documentos suplementarios que acordó con la Comisión Europea y que por ahora no convencieron a los diputados británicos.

El país "se merece más de lo que esta cámara le ha dado hasta ahora", sentenció hoy la primera ministra ante el pleno de la Cámara de los Comunes, en una sesión tensa, en la que se escucharon pedidos de renuncia de la líder de gobierno y críticas incluso de sus aliados, informó la agencia de noticias EFE.

"La idea de que, tres años después de haber votado a favor de salir de la UE, se le deba pedir al pueblo de este país que elija a los nuevos eurodiputados es, creo, inaceptable", agregó y se refirió a uno de los temas que más preocupación genera entre los líderes de los países de la UE.

Si se le permite a Reino Unido postergar la fecha de salida de la UE hasta el 30 de junio, entonces el país debería participar de las elecciones europeas, programadas para el 23, 24, 25 y 26 de mayo próximos.

"La propuesta de May del 30 de junio, aunque tiene sus méritos, genera preguntas de naturaleza legal y política. Los líderes (de los países de la UE) discutirán esto mañana", adelantó Tusk tras recibir la carta de May y hablar con ella por teléfono.

Fuentes diplomáticas de Francia, España y Bélgica dijeron a la agencia de noticias británica Press Association que sus gobiernos están listos para rechazar el pedido de prórroga británico si May no puede demostrar que puede romper con la parálisis en el Parlamento.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario