Mundo

Brexit: el Parlamento entra en receso con un desafío total a Johnson

El primer ministro del Reino Unido se arriesga a que conozcan públicamente los peligros de no llegar a un acuerdo con Bruselas. Los diputados buscaban bloquear anoche el camino a elecciones anticipadas.

Londres - El primer ministro Boris Johnson suspendió las labores del parlamento británico ayer, luego de que los diputados le asestaran un nuevo golpe, obligándolo a publicar documentos y comunicaciones confidenciales sobre su plan para un brexit duro.

Por 311 votos contra 302, los parlamentarios aprobaron exigir al Gobierno que publique sus evaluaciones confidenciales del impacto de una salida de la Unión Europea (UE) sin acuerdo y comunicaciones privadas, incluidos mensajes de texto, entre funcionarios sobre sus planes de suspensión del parlamento.

Por decisión de Johnson, las dos cámaras fueron cerradas anoche y hasta el 14 de octubre, dos semanas antes de la fecha del brexit, lo que sus detractores denunciaron como una estrategia para amordazarlos.

Al cierre de esta edición se esperaba la última votación en la Cámara de los Comunes en la que los diputados se aprestaban a rechazar una moción gubernamental para convocar elecciones anticipadas a mediados de octubre.

Agregando drama en la cámara, el que fue su presidente los últimos 10 años, el controvertido John Bercow, anunció que dejará el cargo a más tardar el 31 de octubre.

Conocido por su famoso grito de “¡Orden, orden!”, Bercow, que jugó un importante papel en el convulso proceso del brexit dando la voz a los diputados proeuropeos, alegó motivos familiares.

Johnson llegó al poder en julio prometiendo que sacaría a Reino Unido de la UE el último día de octubre a toda costa. Pero ante el temor de un caótico brexit sin acuerdo, los legisladores aprobaron de urgencia la semana pasada una ley que le obliga a pedir un nuevo aplazamiento si al 19 de octubre no llega a un trato aceptable con Bruselas u obtiene la luz verde del parlamento para una salida brutal.

El texto entró en vigor ayer con la aprobación formal por la reina Isabel II.

Johnson, quien expulsó del partido a 21 rebeldes conservadores que votaron contra su Gobierno, perdió la mayoría parlamentaria siete semanas después de llegar al poder y esperaba que unos comicios le diesen un mandato fuerte antes del Consejo Europeo del 17 y 18 de octubre, en el que confíaba arrancar un nuevo acuerdo a los 27.

Pero estos afirman que Reino Unido no presentó alternativas reales al Tratado de Retirada firmado por Theresa May en noviembre y rechazado tres veces por el parlamento.

Todo nuevo aplazamiento deberá ser aprobado por unanimidad por los otros 27 países miembros de la UE. Pero el canciller francés, Jean-Yves le Drian, advirtió que en las “circunstancias actuales” la respuesta de París sería no.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario