Información General

Brutal agresión a locutora: la insólita justificación del dueño de la radio

Rodolfo Ridao dijo sentirse "arrepentido" por los hechos pero afirmó que Claudia Vázquez "saca de las casillas a cualquiera".

Rodolfo Ridao, el propietario de FM Bohemia de San Juan acusado de agredir a la locutora Claudia Vázquez al aire, afirmó en un audio de WhatsApp estar arrepentido por los hechos pero dijo que Vázquez es “una persona muy violenta” que “saca de las casillas a cualquiera”

El empresario dio su versión de los hechos a través de una grabación en la que aseguró que no aparece "toda la primera parte, donde yo le expreso que no iba a poder seguir trabajando".

"Ahí empieza a insultar a sus compañeros, como es costumbre. A decir que ella era la mejor de la radio y que los demás no servían para nada", afirmó. Ridao, sobre quien se dictó una orden de detención, dijo que él "estaba muy nervioso" y reconoció que al aire dijo "cosas tremendas, de las que me arrepiento".

"Yo jamás he tenido un acto de violencia en mi radio. Todos los que trabajan acá son mi familia. Ninguno la soportaba", señaló en el audio, cuya transcripción publica en su portal el Diario de Cuyo.

"Qué raro que después ella sale con un rasguño en un video. Es una mentira, una calumnia, una farsa, una manera muy sucia de adulterar pruebas. Además, es algo muy infantil porque es una cosa muy fácil de comprobar que yo no le toqué ni un pelo", continuó en su descargo.

Búsqueda

En tanto, la Policía buscaba en la tare de este miércoles a Ridao. La orden de arresto fue emitida por el juez Matías Parrón, titular del Quinto Juzgado Correccional de la capital provincial.

Según la información difundida por el sitio del diario El Zonda, la medida había sido dispuesta tras la denuncia de la comunicadora radicada en la comisaría de la Mujer.

Además, efectivos acudieron a la casa de Ridao y no pudieron encontrarlo, por lo que por el momento no se había podido establecer su paradero y permanecía en calidad de prófugo.

Las agresiones salieron al aire y una oyente que se percató de lo que ocurría llamó a la línea de emergencias 911.

Tras el escándalo, ocurrido en Radio Bohemia, otros integrantes del staff de la emisora grabaron un video en el que apoyan al propietario, pero horas más tarde dos locutores que habían participado en el mensaje renunciaron al mismo y uno de ellos adujo que había sido obligado a participar.

La agresión fue recibida por Vázquez, conductora del programa las Mañanitas, por parte del empresario Ridao, según denunció posteriormente en la comisaría de la Mujer local.

Una serie de diferencias con Ridao y su esposa en el manejo de la pauta publicitaria de la emisora, junto con otros asuntos, habrían derivado en la violenta reacción en la emisora. "Te voy a hacer mierda, basura", se escuchó al aire el grito en medio de la tanda publicitaria y "Dejame, soltame, dejame", entre ruidos de tumulto y golpes, lo que motivó el llamado de alerta al teléfono 911.

Según contó Vázquez, Ridao abrió la puerta del estudio en el que llevaba adelante su programa de un puñetazo, tiró su equipo de mate al piso y la sujetó, provocándole rasguños, que dejaron marcas en sus hombros. Entre insultos, siempre según indicó la locutora a la prensa local, el hombre amenazó con agredirla con una silla y luego le dijo que la iba a "matar si hacía la denuncia".

Además de realizar la denuncia, la locutora pidió una medida perimetral. Tras el incidente, otros trabajadores de la radio grabaron un video en defensa de Ridao y algunos llegaron a sostener que tenían "diferencias" con Vázquez. Horas más tarde, dos de los participantes en ese video tomaron la decisión de renunciar a la radio y explicaron esa actitud en sendos comunicados.

Uno de ellos, Cristian Navas Figueroa, dijo después que no cree haber sido "oportuno" participar en el video al que fueron "casi obligados" para mantener el puesto de trabajo. "Más allá de mis diferencias con Claudia, repudio de manera tajante y total; la violencia de género en todos sus aspectos. Tengo mamá, mujer y un bebé hermoso por el cual seguir luchando y trabajando", expresó el comunicador.

El otro renunciante, Sergio Carelli, aclaró que nunca tuvo otra intención que la de "exponer la relación laboral" que tenía con Ridao y no de hablar de una situación en la que no estuvo presente. Al explicar su dimisión, sostuvo que "no es tolerable ni va a ser posible llevar a cabo un programa en una situación tan pero tan delicada y grave" como la ocurrida.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario