Buenos Aires: intendentes Cambiemos ponen en marcha "plan San Miguel"

Ya no es secreto. En los municipios del Conurbano gobernados por Cambiemos, el llamado al corte de boleta tomó forma colectiva y ya nadie lo oculta. La sorpresa del resultado nacional de las PASO, como consecuencia de la debacle económica, impactó de lleno en distritos donde, en teoría, no había peligro de derrota.

De cara al 27 de octubre, los intendentes decidieron tomar una distancia prudencial del escenario nacional para iniciar una campaña que busca revalidar lo conseguido a nivel territorial. “No es un llamado en contra de Macri, es a favor de nuestro intendente. Buscamos convencer a los vecinos con hechos. Con todo aquello que logramos en el distrito. No ocultamos de dónde venimos pero sí le dejamos en claro que su problema de bolsillo no está vinculado con el municipio. Y en ese marco, le damos la opción de cortar boleta”, asegura el asesor de un intendente de Cambiemos.

Claro que lo que no se muestra es el otro lado del espejo ya que en varios municipios la militancia local busca desligarse por completo del ámbito nacional y ya encuentra en María Eugenia Vidal la cara de una nueva oposición si se repiten los resultados de las primarias. “A diferencia de las PASO, en los timbreos agregamos la caminata por el centro comercial. Y ahí es donde se ve la queja más fuerte. Ya se sabe que a nivel nacional no se da vuelta. Pero estamos seguros de que varios intendentes sí lo van a conseguir. Y en ese van a tener también un apoyo de nuevos votos de parte de la gobernadora”, agrega.

El modelo a seguir tiene forma y se llama San Miguel. Tres de Febrero, Pilar, Quilmes, Lanús y Morón ven al municipio del oeste como un faro. En las PASO, el intendente interino Jaime Méndez obtuvo un recorte positivo del 12 por ciento (más de 20 mil votos) en comparación a lo conseguido por Macri.

No todos los casos son iguales, pero sí tienen en común el llamado al voto local. Los municipios conducidos por Diego Valenzuela, Nicolás Ducoté y Martiniano Molina la tienen difícil. No es el caso de lo que ocurre en los distritos de Ramiro Tagliaferro y Néstor Grindetti.

A pocos días de que queden en claro los destinos del país, en la provincia ya se evalúa el post macrismo. Se sabe que Vidal será la principal cara de la oposición tanto a nivel nacional como a nivel provincial, donde se concentrará más de lleno el cristinismo y donde más tienen ganas de salir a jugar de cara a volver a posicionarse en el juego de los opuestos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario