Edición Impresa

Buscan con crédito de u$s100 M sostener programas del PPP

Línea de corto plazo del BICE servirá para que se mantenga el ritmo de las obras hasta que en agosto puedan acceder al demorado financiamiento del fideicomiso del BID Invest y bancos privados.

El Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) anunció una línea de crédito puente de u$s100 millones destinado a las empresas que participan del Programa de Participación Público Privada (PPP) en la construcción de los seis corredores que integran la Red de Autopistas y Rutas Seguras. El crédito es de corto plazo y servirá para que las obras no se detengan en medio de la campaña electoral.

A esta altura del año el BID Invest, el brazo para el sector privado del Banco Interamericano de Desarrollo, y un grupo de bancos privados debería haber integrado ya un fideicomiso especial del cual se nutrirán de financiamiento las empresas que forman parte de los consorcios del PPP. Pero eso todavía no ocurrió. La semana entrante una delegación del organismo de crédito estará en Argentina para visitar las obras. Controlarán los aspectos ambientales y de integridad y luego de eso definirán. Entre las empresas suponen que en agosto podrían recién a acceder a los primeros desembolsos del fideicomiso. Mientras tanto las obras deben seguir en medio de un año de campaña electoral.

La denominada Red de Autopistas y Rutas Seguras es una de las obras que pudieron licitarse y arrancar antes de que la denominada causa de los “cuadernos” y la crisis financiera obligara al Gobierno a frenar la mayoría de los anuncios. El proyecto contempla la construcción y reacondicionamiento de más de 2.500 km. de las rutas nacionales Nº 3, 5, 7 y 9. Originalmente, los consorcios ganadores tenían un plazo de un año para presentar un plan financiero. La crisis hizo que las tasas de interés explotaran y el costo del crédito se encareció. El escándalo de corrupción vinculado a empresarios de la obra pública durante el Gobierno anterior fue una estocada final. Los bancos internacionales con capacidad para proveer los fondos se retiraron debido a las estrictas normas de compliance que los regulan. No pueden financiar empresas que estuvieran involucradas en casos de corrupción. La solución ideada en la entidad que conduce Francisco Cabrera es la del fideicomiso. Los bancos internacionales le prestan su dinero al fondo, y a su vez éste les presta a las empresas.

El préstamo de u$s100 millones tendrá como garantía de repago los denominados Títulos de Pago por Inversión (TPI), el bono que le entrega el Gobierno argentino a los consorcios por tramo de obra terminada.

El BICE financiará las inversiones correspondientes a la aceleración del avance de las obras de los próximos meses, mientras los consorcios continúan estructurando los financiamientos de largo plazo para llevar adelante la totalidad de las obras, tanto a través del Fideicomiso Individual de Asistencia Financiera (FIAF) organizado por BID Invest y otros bancos comerciales internacionales, como otras fuentes como préstamos sindicados y emisiones de deuda privada.

Los préstamos del BICE serán otorgados a una tasa en dólares de mercado, con la intención que en el corto plazo el instrumento sea replicado por la banca privada. El gerente general del banco, José Luis Morea, indicó que la línea de crédito tiene fondeo obtenido a través de organismos multilaterales.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario